Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Materiales Compuestos y de avanzada

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • #51
    MPO Rumyantsev esta en una modernización...



    El coste total de la modernización Rumyantsev nombre MPO es 493 millones de rublos. Por el momento, poner en funcionamiento el equipo nuevo de la 5 ª generación, que costó a la empresa, una parte de la celebración de "Aviación" Rostechnadzor SC, 110 millones.

    De acuerdo con el director general de la explotación "Aviación" Maxim Kuzyuka, la modernización de equipos de maquinaria en nombre de la MPO Rumyantsev aumentará la productividad de la empresa, y garantizar una alta calidad de los productos y reducir el costo de procesamiento del producto terminado.

    "De acuerdo con nuestras estimaciones, el incremento total de la producción después de una modernización completa de alrededor de 180 000 n / h por año", - dijo Maxim Kuzyuk.

    Por su parte, el director general de MPS nombre Leonid Halfun Rumyantsev hizo hincapié en que el principal criterio para la selección de equipos para el precio del acero y el rendimiento.

    "Así que hemos sido capaces de calcular el máximo efecto de reducir la complejidad y el carácter cíclico de la fabricación de productos - dijo Halfun. - Hoy en la tienda es una revisión exhaustiva de las técnicas de fabricación de partes del cuerpo ".

    En 2013, en nombre de la MPO Rumyantsev comenzó a desarrollar nuevos centros de mecanizado CNC multifuncionales con la empresa alemana Deckel Maho Gildemeister (DMG). Cuando se utiliza la programación DMG y la simulación de la máquina de tratamiento utilizando el sistema de CAM, los modelos 3D se están desarrollando sistema CAD.


    Holding "Aviación" es parte de la Rostechnadzor SC. Holding incluye 34 empresas ubicadas en todo el país - en Moscú, la región de Moscú, Ufa, Samara, Ulyanovsk, Omsk, región de Arkhangelsk y otras regiones de Rusia. Las empresas propietarias que funcionan actualmente en los campos de sistemas de servicios de desarrollo, producción y post-venta y los componentes de las aeronaves.

    Además, el holding fabrica piezas y componentes para industrias como el petróleo y el gas, automoción, transporte, energía.

    Entre los principales asociados y clientes de las empresas son JSC "United Aircraft Corporation", JSC "Helicópteros de Rusia", JSC "United Motor Corporation", JSC "Ferrocarriles de Rusia" JSC "AvtoVAZ", OAO "Gazprom" y "Aeroflot", " Siberia "," UTair », STC" Rusia ", etc

    Corporación Estatal de Tecnologías "rusos" (Rostechnadzor) - corporación rusa creada en 2007 para promover el desarrollo, la producción y exportación de productos de alta tecnología destinados a usos civiles y militares.

    Se compone de 663 organizaciones, de las cuales en la actualidad se formaron ocho compañías holding en la industria de defensa, 5 - en industrias civiles.

    Organizaciones Rostechnadzor se encuentran en los 60 sujetos de la Federación Rusa y exportar sus productos a los mercados de más de 70 países.

    Los ingresos netos en el año 2011 ascendieron a 45,6 mil millones de rublos, los pagos de impuestos a los presupuestos de todos los niveles para llegar a los 100 mil millones de rublos.
    Fuente: http://vpk.name/news/88275_na_mpo_im...rnizaciya.html
    "Quien no extraña la Unión Soviética, no tiene corazón."
    "Quien la quiere de vuelta, no tiene cerebro."

    Vladímir Vladímirovich Putin

    Comentario


    • #52
      Posteo duplicado!...
      Editado por última vez por Yami Nemesis; https://www.defensa.pe/member/1488-yami-nemesis en 16/04/13, 22:03:43.
      "Quien no extraña la Unión Soviética, no tiene corazón."
      "Quien la quiere de vuelta, no tiene cerebro."

      Vladímir Vladímirovich Putin

      Comentario


      • #53
        "UMPO" preparado para ofrecer a los clientes extranjeros propio diseño y soluciones de ingeniería...



        "UMPO" atrae a los clientes no sólo como un fabricante, sino también como un socio en la ingeniería y productos de mejoras tecnológicas.

        Asociación ya ha recibido una propuesta de este tipo de cooperación de una de las empresas extranjeras, que suministra los componentes del motor.

        Estamos hablando de utilizar la experiencia UMPO en la producción de estructuras de titanio soldadas. La Asociación es una de las pocas empresas de máquinas de construcción en el mundo han dominado esta tecnología.

        Antes del final de este año, la compañía Ufa puede empezar como un proveedor no sólo de las piezas y unidades de montaje, pero las nuevas soluciones tecnológicas a sus clientes.

        "Ufa Engine Asociación Industrial" - el mayor fabricante de motores de aviones en Rusia. Los ingresos por ventas en 2011 ascendieron a 20.562 millones de rublos.

        Las principales actividades son la fabricación, mantenimiento y reparación de motores de aviones de turbina y unidades de bombeo de gas, producción y reparación de helicópteros unidades.

        "UMPO" es parte de la "United Engine Building Corporation" - 100% subsidiaria especializada de JSC "OPK" Oboronprom ".

        Para los activos de motor Asociación es miembro de la organización pública de toda Rusia" Ingeniería Unión Rusa "de la oficina regional Bashkortostán con la que el Sr. 24.01.2012 . encabezada por el Director General de JSC "Ufa Engine Industrial Asociación" AV Artukhov.


        JSC "OPK" Oboronprom " -. multi-perfil de grupo industrial y de la inversión establecida en 2002 Incluido en el GC "Russian Technologies":

        (Helicópteros de Rusia ", la construcción del motor (MC Estados Engine Corporation"), otros activos de las actividades principales de construcción de helicópteros OJSC) "." empresas. Ingresos en 2011 superaron los 229 mil millones de rublos.
        Fuente: http://vpk.name/news/88787_oao_umpo_...resheniya.html
        "Quien no extraña la Unión Soviética, no tiene corazón."
        "Quien la quiere de vuelta, no tiene cerebro."

        Vladímir Vladímirovich Putin

        Comentario


        • #54
          El futuro comienza aquí...

          9 de junio de 2011 Alexander Vostrov, Dimitri Rodionov

          Doce millas al oeste de Moscú se encuentra el núcleo de ladrillos y cemento que pretende dar un salto masivo a la alta tecnología, una versión rusa de Sillicon Valley, que está surgiendo en una pequeña localidad llamada Skólkovo.



          Espero que todo el mundo llegue a conocer esta marca, no sólo como un lugar al que los inversores deberían destinar su dinero, sino porque se trata de un gran proyecto de desarrollo que necesita ser el motor que impulse el proceso en su totalidad”, manifestó el presidente Dmitri Medvédev a principios de este mes cuando llevó a Skólkovo a más de 800 periodistas internacionales para una sesión de preguntas y respuestas.

          Se estima que con el tiempo más de 40.000 personas vivirán y trabajarán en estas 365 hectáreas.

          El centro llevará por nombre “Innograd” y contendrá un grupo de empresas de alta tecnología rusas e internacionales, en caso de que tenga éxito.

          Medvédev dio luz verde al proyecto en febrero del 2010 y la construcción se llevará a cabo dentro de un marco de iniciativas más amplio.

          En la reunión del 18 de mayo el presidente realizó las siguientes declaraciones:

          “No creo que debamos analizar la modernización bajo la lupa de un plazo de tiempo fijo y rígido.

          Recuerdo cuando todos contábamos cómo había pasado un año desde el inicio de la perestroika, luego dos o tres años más… y todos sabemos qué es lo que ocurrió finalmente”.

          Durante meses, “Skólkovo” ha sido la palabra de moda en referencia al programa de modernización del Kremlin.

          Al margen de la Escuela de Gestión de Moscú, recientemente abierta, el proyecto aún está, en gran medida, en su etapa inicial.

          Aunque Rusia está encarando seriamente su deseo de abrirse y apartarse de su tradicional papel de exportadora mundial de energía y materias primas para transformarse en un centro de desarrollo de alta tecnología.

          Y en este sentido, Skólkovo es la insignia del proyecto.

          Medvédev ha visitado Sillicon Valley para ver de cerca qué podría funcionar en Rusia. Es cierto que esta región se convirtió en el mayor centro tecnológico de Estados Unidos principalmente debido al gasto en defensa (en gran parte dirigido a la Unión Soviética) durante los años setenta y los ochenta.

          Pero la versión de Rusia se encuentra en una era diferente, y la pretensión es que Skólkovo funcione a nivel internacional.

          “Este lugar tiene una importancia especial para mí, porque es donde estamos desarrollando nuestra nueva tecnología, donde hemos establecido la universidad Skólkovo y la escuela de gestión, y donde se ubicará nuestro centro de innovación”, afirmó el presidente.

          Además de Medvédev, existe una gran cantidad de nombres que están trabajando por lograr que el proyecto sea un éxito.

          El exdirector general de Intel, Craig Barrett, y el multimillonario ruso Víktor Vekselberg dirigen conjuntamente el Consejo de la Fundación, que incluye entre sus miembros al presidente de Lukoil Vagit Alekperov y a Anátoli Chubais, director general de la Empresa Rusa de Nanotecnologías (Rusnano).

          Zhores Alferov y Roger Kornberg, premios Nobel en física y química, dirigen el Consejo Científico.

          “Skolkóvo pasará a dirigir una orquesta de empresas nuevas”, predijo el vicepresidente de la fundación Stanislav Naumov en una entrevista concedida a Rusia Hoy.

          Pero no es un intento de crear una utopía al estilo soviético, pagada y gestionada por el Estado.

          Es cierto que el Estado ha hecho muchas gestiones en favor del proyecto, pero lo que se rechaza es precisamente la participación del Gobierno. O, cuando menos, toda dependencia financiera estatal.

          “Hasta ahora, la aportación pública asciende, como máximo, a dos tercios del total”, afirmó Naumov, y enfatizó que los fondos pedidos en préstamo para cumplir con el precio de desarrollo, proyectado en 1.000 millones de dólares anuales, se cancelarán en ocho años como máximo.

          Una premisa que impulsa el desarrollo en Skólkovo es la necesidad de conjugar innovación y educación.

          El año pasado se graduó la primera generación, compuesta por cuarenta jóvenes empresarios del programa de MBA de la Escuela de Gestión de Moscú.

          El curso presta especial atención a los mercados emergentes, incluía a estudiantes de la India, Brasil y Canadá, y pasó meses afinando destrezas prácticas en lugares tan distantes como algunas ciudades industriales de China.

          Se espera que la Universidad Técnica de Skólkovo comience a recibir admisiones de posgrado en 2014.

          Naturalmente, existen ciertas dudas y contradicciones en torno al proyecto. Si bien las empresas nuevas se dirigen hacia “Innograd” junto con los científicos internacionales, no puede darse por descontado a los inversores.

          Según señalan los críticos, la imagen actual de Skólkovo aún es muy imprecisa.

          Al comienzo las circunstancias generalmente son desfavorables, y también existe una saludable y pragmática preocupación desde dentro.

          “Desde 1990, ha habido 980 intentos para crear centros de innovación, de los que sólo se materializaron diecisiete, y tan sólo tres están realmente a la altura de las circunstancias”, indicó Grigori Revzin, respetado especialista en arquitectura y miembro del consejo de planeamiento urbano.

          “Estadísticamente, las posibilidades de fracaso de Skólkovo son altas, pero no hay ninguna necesidad de destruir el proyecto artificialmente.”

          Sillicon Valley pasó a formar parte de la conciencia popular como una encarnación del esplendor innovador en estado puro, también Skólkovo busca alentar la imaginación mientras lucha por convertirse en la marca de la que habla el presidente.

          En una ingeniosa, aunque un poco antojadiza, medida dentro del proceso, la fundación ha contratado al director ruso-kazajo Timur Bekmambetov (Night Watch, 2004) para producir una serie televisiva basada en historias del escritor de ciencia ficción soviético Kir Bulichev.

          Su protagonista, Alisa Seleznyova, vivirá en la moderna Skólkovo y hará descubrimientos científicos junto a sus padres, adelantó Naumov.

          Sin embargo, volviendo al mundo real, Craig Barrett, exdirector general de Intel y participante de Skólkovo, insiste en que “unir los negocios con la investigación es la verdadera oportunidad de Rusia para lograr dar un salto tecnológico hacia adelante”.

          “Es necesario confiar en la rectitud de la causa que uno defiende, aunque falten garantías firmes”, sentenció.
          http://rusiahoy.com/articles/2011/06...qui_12522.html
          "Quien no extraña la Unión Soviética, no tiene corazón."
          "Quien la quiere de vuelta, no tiene cerebro."

          Vladímir Vladímirovich Putin

          Comentario


          • #55
            La innovación rusa marcha al galope...

            En los últimos años, el sector de la innovación en Rusia ha escalado numerosos puestos a nivel internacional.

            Entre los proyectos más destacados está Skólkovo, un centro de innovación que es conocido como el Silicon Valley ruso.




            Rusia ha experimentado un rápido ascenso en las clasificaciones de innovación durante los últimos cinco años. Refiriéndose a la caballería rusa, el estadista alemán Otto von Bismarck dijo una vez que esta era “difícil de ensillar, pero muy veloz”.

            Nunca ha sido tan cierta esta frase como en lo referente a la innovación, sector en el que Rusia ha estado escalando puestos rápidamente a lo largo de los últimos cinco años.

            Recientemente, la escuela francesa de negocios Insead adjudicó a Rusia el puesto número 51 en su índice de innovación, mientras que Bloomberg coloca al país en el puesto 14 a nivel mundial en un nuevo ranking que mide la intensidad de inversión en I+D, entre otros factores.

            El colapso de la Unión Soviética asestó un duro golpe al prestigio y la reputación de la ciencia rusa.

            La fuga de capital humano a través de la emigración de científicos, ingenieros y técnicos rusos muy calificados, fue dramática.

            Basta con preguntar a Cisco Systems, ahora un fuerte impulsor del emblemático proyecto Skólkovo para la innovación en Rusia:

            solo en Silicon Valley, cuentan con más de 700 emigrados rusos entre su personal.

            El fuerte incremento de precios en el sector del petróleo, el gas y las materias primas que tuvo lugar en la década del 2000 dejó también una economía desequilibrada y la necesidad de diversificación, modernización y mejora de las infraestructuras, con especial énfasis en el crecimiento de pequeñas y medianas empresas.

            La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ha destacado la necesidad de crear unos líderes alternativos a Gazprom y Rosneft fuera del sector recursos.

            Es evidente que estas empresas son vitales para los ingresos de Rusia, pero deben emerger otras más ágiles, innovadoras y de menor tamaño en el panorama de la investigación del país.

            En respuesta, el gobierno ruso ha iniciado una serie de iniciativas en el marco de la innovación que incluyen ciertas plataformas tecnológicas, agrupaciones territoriales impulsadas por determinadas ventajas fiscales, zonas económicas especiales y nuevas instituciones de desarrollo como Skólkovo, Rusnano, la Corporación rusa de capital de riesgo (RVC, por sus siglas en inglés) y el Fondo de Inversión Directa de Rusia.

            Cuando se acabe de construir, Skólkovo será una nueva ciudad tecnológica situada a 19 kilómetros al suroeste de Moscú.

            Es el perfil más alto entre las iniciativas de este tipo y, desde su creación, ya se ha creado un plan que dará cabida a más 850 empresas de nueva creación; sin contar con la presencia estelar de grandes corporaciones internacionales como Samsung, Intel, Microsoft, Honeywell, Siemens, J&J, SAP y BP, todas ellas concentradas en la búsqueda de centros I+D o bien en la financiación de empresas de nueva creación mediante capital de riesgo.

            Todo esto se ha logrado en menos de tres años de actividad.

            En mi país de origen, Irlanda, la decisión de incrementar el gasto en I+D logró atraer la inversión hacia el interior, lo que dio lugar a un periodo de comercialización que duró diez años.

            En Rusia esto está ocurriendo de una manera mucho más acentuada, debido a la enorme inversión del Estado, el evidente talento técnico y la importante oportunidad de mercado que Rusia representa para las empresas inversoras.

            Aparte de los emplazamientos tradicionales de investigación de primera línea, están surgiendo otros parques tecnológicos, como Skólkovo.

            Lugares como Novosibirsk, Nizhni Nóvgorod, Tomsk, Uliánovsk y Zelenograd que son fuentes de desafío competitivo en términos de I+D.

            Desde los tiempos de la Guerra Fría, Rusia dispone de un total de 11 ‘ciudades cerradas’ en las que los investigadores trabajaban principalmente en proyectos de defensa soviéticos.

            Hoy en día, este talento se está redirigiendo a fines comerciales y se está impulsando a través de Skólkovo.

            Mientras que este lugar albergará a más de 31.000 residentes, la República de Tatarstán está creando un centro de innovación para más de 150.000 científicos, ingenieros y profesionales de las tecnologías de la información.

            Nikolái Nikíforov, el autor de la idea, fue nombrado ministro de Comunicaciones y TI de Rusia el año pasado, a la edad de 29.

            Los expertos del MIT que gestionan el desarrollo del Instituto Skólkovo de Ciencia y Tecnología, también conocido como SkolTech, esperan que la escalada de Rusia en las clasificaciones de investigación garantice a los técnicos rusos un futuro en su país y evite que tengan que emigrar para desarrollar sus carreras.

            SkolTech pretende inculcar valores como la comercialización, la investigación de alta calidad y la contribución mediante el emprendimiento con instituciones de tercer grado de toda Rusia.

            La disponibilidad inmediata de un talento significativo, la financiación y el acceso a la OMC están dando impulso a la inversión en Rusia.

            Conor Lenihan es vicepresidente de Relaciones económicas exteriores en la Fundación Skólkovo. Anteriormente fue ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación en Irlanda.
            Fuente: http://rusiahoy.com/opinion/2013/04/...ope_27187.html
            "Quien no extraña la Unión Soviética, no tiene corazón."
            "Quien la quiere de vuelta, no tiene cerebro."

            Vladímir Vladímirovich Putin

            Comentario

            Trabajando...
            X