Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

La Lucha del presidente Barack Obama en EEUU

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Las tres crisis de EEUU: militar, política y de infraestructuras...



    Barack Obama se quedó sin uno de los líderes militares más destacados que, además, caía bien a la Administración de EEUU.

    El general John Allen, el actual jefe de las tropas de la OTAN en Afganistán, elegido por el presidente de EEUU para ser el próximo comandante supremo de la OTAN en Europa, presentó la renuncia y anunció que se retira de las Fuerzas Armadas.

    El país, que todavía está en guerra, no tiene secretario de Defensa: los republicanos se desviven por evitar que el candidato de Obama, Chuck Hagel, ocupe este puesto.

    Crisis en el Pentágono

    No hay dudas de que el general Allen se fue porque quiso. Al despedirse de las tropas en Afganistán explicó que quería centrarse en los problemas de salud de su esposa. Hace tiempo le prometió que abandonaría el Ejército para estar con ella y la hora llegó.

    Por lo tanto, la administración de Obama perdió, además de a un buen general, al que tenía que ser comandante supremo de la OTAN en Europa al regresar desde Kabul. Es el cargo militar de EEUU más importante fuera del país.

    Las relaciones entre el Pentágono y la Casa Blanca siempre han sido complicadas. Cabe recordar un caso reciente:

    los militares no se llevaban bien con Donald Rumsfeld, secretario de Defensa del gobierno de George W. Bush entre 2001 y 2006 Rumsfeld no dejaba de idear nuevas campañas y los militares debían llevarlas a cabo, pero las campañas fracasaban, como habían avisado los militares. Desde entonces no hay confianza.

    En cuanto a Obama, al principio discutía públicamente con los anteriores comandantes en Afganistán sobre lo que había que hacer: ¿atacar? ¿retirarse? ¿primero atacar y luego retirarse?

    Al final el presidente estadounidense se peleó primero con uno de los predecesores de Allen, el general Stanley A. McChrystal, y luego con David Petraeus.

    Con éste último restableció una buena relación que no obstante no fue duradera: en noviembre de 2012 Petraeus, ya director de la CIA, presentó su dimisión tras descubrirse una relación extramatrimonial.

    Parece que la cúpula militar estadounidense está pasando por una mala racha, aunque intenta mantener la compostura.

    Los problemas de los militares los podría solucionar la designación definitiva del exsenador republicano Chuck Hagel como secretario de Defensa, un cargo clave para impulsar los cambios en el Pentágono.

    Pero los republicanos del Senado bloquean el proceso de confirmación de su nombramiento.

    El presidente de EEUU, Barack Obama, nominó a Chuck Hagel el pasado 7 de enero, y la próxima votación del Congreso tendrá lugar después del 25 de febrero, cuando los congresistas hayan vuelto del receso.

    Pero no está claro cuándo ni, lo más importante, cómo acabará la candidatura.

    Es una situación inverosímil. En la historia del Congreso de EEUU tan sólo el 5% de los nominados ha sido rechazado y nunca la oposición había recurrido al obstruccionismo parlamentario que le permite la ley para impedir la confirmación de un secretario de Defensa.

    Crisis política

    Existen dos puntos de vista con respecto a lo que está sucediendo en torno a la candidatura de Hagel. Uno es republicano, muy bien formulado por la columnista de The Washington Post, Jennifer Rubin, que representa en este periódico demócrata a la oposición.

    Rubin afirma: Obama se ha enfadado con los republicanos por haber tratado mal en el Senado a Susan Rice, que ni siquiera fue nominada como secretaria de Estado. Y por eso nominó a Hagel, una figura odiosa para la oposición estadounidense.

    Lo hizo porque quiere un escándalo que demuestre a todo el mundo cómo son los republicanos. Si es así, no tiene precedentes: el presidente pone en peligro la seguridad nacional por salir ganando en una lucha entre partidos.

    Aunque no fue Obama el que empezó esta lucha. El bloqueo de la confirmación de Hagel empezó, al igual que en el caso de Rice, con las preguntas al candidato acerca del famoso ataque del 11 de septiembre pasado contra el consulado de EEUU en Bengasi, en el que murió el embajador y otros tres funcionarios.

    Ni Rice, ni Hagel tienen nada que ver con este episodio, pero los republicanos insistieron en que dijeran si creen que la administración estadounidense mintió al pueblo de su país en aquella ocasión.

    También salió a la luz la adversidad del futuro secretario de Defensa contra Israel. Le preguntaron si realmente había dicho en 2008 que “el Departamento de Estado es una sección del Ministerio de Exteriores de Israel”.

    Hagel, por cierto, está obrando con mucha prudencia. Declaró en la audiencia que es Irán, el acérrimo enemigo de Israel (y también Corea del Norte y Pakistán) quien representa la amenaza más importante para Estados Unidos y reiteró que es un "gran defensor de Israel", al que considera un "amigo" de Estados Unidos. Pero puede que con esto no baste...

    El otro punto de vista, el de los demócratas se resume en pocas palabras: un partido republicano como éste es una vergüenza para el país.

    Debería renovarse y deshacerse de los que ponen en tela de juicio la democracia estadounidense.

    ¿No será que esta democracia se encuentra en un atolladero? En teoría se supone que el sistema bipartito, o multipartito, es una remedio universal para que el gobierno nunca se olvide de que lo están controlando. Pero, según vemos, no siempre es así.

    Algo parecido sucedió con la monarquía absoluta que también parecía en su momento un sistema impecable.

    Pero sólo es así hasta que llegue al poder alguien como el Emperador ruso Pedro III, alguien absolutamente inepto para gobernar.

    Crisis de la infraestructura

    El nombramiento del secretario de Defensa no es el asunto más importante de la política actual estadounidense. Sí lo es el dinero. Los problemas financieros se debaten todos los días.

    En verano de 2011 Obama y el Congreso decidieron que si no llegan a ponerse de acuerdo sobre el presupuesto público, deuda interior y otras cuestiones fundamentales de la economía nacional, habrá que proceder a la reducción de gastos.

    Esto es lo que sucedió: republicanos y demócratas de una comisión especial fracasaron en su intento de llegar a un acuerdo que reduzca el déficit estadounidense, desatando recortes automáticos de 1,2 billones de dólares a lo largo de los próximos 10 años a partir de la semana que viene.

    La guerra entre los dos partidos continúa conforme a un guión bien conocido. Los republicanos quieren hacer ver que a pesar de no haber ganado las elecciones presidenciales son capaces a obligar a Obama a hacerles caso.

    Obama, a su vez, les provoca para hacer ver a los electores que los republicanos de hoy día son ineptos para gobernar.

    ¿Qué más? Hace poco hubo un incendio en la localidad estadounidense de Kansas City, donde un camión se estrelló contra un conducto de gas cerca de una popular zona comercial en el mismo centro de la ciudad.

    Esto lleva a pensar en otra crisis sistémica de la que suele hablar el presidente del país, la crisis de las infraestructuras.

    Obama menciona siempre el envejecimiento de la red vial, de los puentes, la insuficiente infraestructura de comunicaciones, pero no es sólo eso.

    El centro comercial de Kansas City fue construido en pleno siglo de oro de la arquitectura estadounidense, en 1922. Lo sucedido hace recordar que el Siglo de Oro terminó hace casi cien años.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI
    Fuente: http://sp.rian.ru/opinion_analysis/2...156487339.html
    "Quien no extraña la Unión Soviética, no tiene corazón."
    "Quien la quiere de vuelta, no tiene cerebro."

    Vladímir Vladímirovich Putin

    Comentario


    • Austeridad a la estadounidense: un caza F-35 más, 1.000 becas menos para los pobres...



      Debido a la incapacidad de demócratas y republicanos de llegar a un compromiso, en unas horas el presupuesto de EE.UU. para el año fiscal 2013 será recortado automáticamente en 85.000 millones de dólares.
      Se verán afectados todos los sectores.


      Los analistas advierten que los recortes automáticos no llevarán al país a un punto muerto de inmediato, pero si los legisladores no consiguen hacerse con el control del secuestro fiscal, dentro de un tiempo las consecuencias producirán un efecto avalancha.

      Pronostican que en consecuencia, el sector de la Defensa resultará muy desequilibrado, ya que será muy difícil manejar la 'combinación' de una reducción automática de inversiones y los recortes ya programados desde hace tiempo.

      Cabe recordar que el Departamento de Defensa tiene en marcha un plan que prevé recortar unos 178.000 millones de dólares para inicios de 2017.

      Mientras tanto, el secuestro presupuestario supondrá un presupuesto disminuido en 500.000 millones a lo largo de los próximos 10 años.

      Al mismo tiempo es muy poco probable que el Pentágono acepte abandonar sus proyectos más costosos, como adquirir de Lockheed Martin los 2.443 supercazas F-35 por un total de, al menos, 383.000 millones de dólares.

      Sin embargo, el secuestro presupuestario puede salir muy caro, en primer lugar, a los estadounidenses comunes y corrientes. Según el secretario de Educación de EE.UU., Arne Duncan, un total de 40.000 empleados del sector educativo pueden perder su trabajo, lo que empeorará mucho la calidad de la enseñanza.

      Unos 70.000 niños de familias pobres perderán la posibilidad de unirse a programas sociales destinados a habilitarlos para ir a la escuela (la llamada 'Head Start') y otros 30.000 menores se quedarán sin subsidios para el cuidado de niños.

      Serán canceladas, además, las becas de unos 26,5 millones de estudiantes destinadas a los 20 millones de jóvenes de familias pobres y 6,5 millones de personas de necesidades especiales.

      En cuanto al sistema sanitario, unas 500.000 personas con trastornos mentales no podrán recibir el tratamiento gratis que tienen actualmente. Los recortes automáticos significarán, además, 424.000 pruebas para el VIH menos anualmente y 540.000 vacunaciones menos para enfermedades como hepatitis y sarampión.

      Las instituciones gubernamentales destinadas a controlar la polución en el aire y el agua perderán financiación. Según avisan los analistas, ni siquiera tendrán los recursos suficientes para acabar con los 1.000 galones de residuos nucleares radioactivos.
      Fuente: http://actualidad.rt.com/economia/vi...eca-estudiante
      "Quien no extraña la Unión Soviética, no tiene corazón."
      "Quien la quiere de vuelta, no tiene cerebro."

      Vladímir Vladímirovich Putin

      Comentario


      • Barack Obama no pudo evitar recortes de gastos por US$85.000 millones...

        Esto no va a ser un apocalisis”, señaló el presidente de Estados Unidos luego de no llegar a un consenso con los líderes del Congreso



        El Gobierno de Estados Unidos tendrá que enfrentarse a amplios recortes de gastos que amenazan con obstaculizar la recuperación económica de ese país , luego de que el presidente Barack Obama y los líderes del Congreso no encontraron una alternativa al plan de presupuesto.

        Los recortes, decididos durante una fiebre para reducir el déficit en el 2011, solo pueden ser detenidos mediante un acuerdo entre el Congreso y la Casa Blanca.

        El peso completo de los recortes automáticos, que podrían desaparecer 750.000 puestos de trabajo, se soportará en siete meses y el Congreso los puede detener en cualquier momento si los dos partidos acuerdan cómo hacerlo.

        Obama no logró llegar a un acuerdo en la Casa Blanca hoy, lo que obliga ahora a las agencias del gobierno que comiencen a reducir un total de US$85.000 millones de dólares de sus presupuestos entre el sábado y el 1 de octubre.

        “Vamos a superar esto. Esto no va a ser un apocalipsis”, dijo a los periodistas en la Casa Blanca.

        Los mercados financieros en Nueva York restaron importancia al estancamiento en Washington y las acciones de Wall Street subieron ligeramente.

        EFECTOS NOCIVOS
        Los demócratas predicen que los recortes podrían causar rápidamente retrasos en el tráfico aéreo, licencias para cientos de empleados federales y trastornos para la educación y la aplicación de la ley.

        “Incluso con estos recortes en vigor, la gente en todo el país trabajará duro para asegurarse de que mantenemos la recuperación en marcha, pero Washington seguro no lo hace fácil”, aseguró Barack Obama tras reunirse con los líderes en el Congreso de los demócratas y republicanos.

        En el corazón de la persistente crisis fiscal de Washington están los desacuerdos sobre cómo recortar el déficit del presupuesto y la deuda nacional de US$16 billones, engrosada a través de los años por las guerras en Irak y Afganistán y el estimulo del Gobierno para una frágil economía.

        Obama quiere cerrar la brecha fiscal con recortes del gasto y alzas de impuestos, pero los republicanos no quieren ceder al aumento impositivo tras haberlo hecho en las negociaciones en torno al “abismo fiscal” alrededor de Año Nuevo.

        “Esta discusión sobre ingresos, en mi opinión, terminó. Se trata de asumir el problema de gastos”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, al finalizar la reunión.

        MEDIDAS INMEDIATAS
        Dada la ausencia de un acuerdo, se requiere que Obama emita para la medianoche una orden a las agencias federales para que reduzcan sus presupuestos.

        La oficina de presupuesto de la Casa Blanca debe enviar un reporte al Congreso detallando los recortes de gastos.

        Una razón de la inacción en Washington es que ambos partidos aún esperan que el otro sea culpado por los votantes por los recortes, o que claudique antes de que los peores efectos vaticinados por los demócratas comiencen a manifestarse.

        “No todos sentirán el dolor de estos recortes de gastos de inmediato.

        Pero el dolor será real. Comenzando esta semana, muchas familias de clase media tendrán sus vidas perturbadas en forma significativa”, dijo Obama a periodistas en la Casa Blanca.

        En ausencia de un acuerdo, el Pentágono se verá obligado a reducir el 13% de su presupuesto entre ahora y el 30 de septiembre.

        La mayor parte de los programas no referidos a defensa, desde la exploración espacial de la NASA hasta la educación y el cumplimiento de la ley, afrontan un recorte del 9%.
        Fuente: http://elcomercio.pe/economia/154410...85000-millones
        "Quien no extraña la Unión Soviética, no tiene corazón."
        "Quien la quiere de vuelta, no tiene cerebro."

        Vladímir Vladímirovich Putin

        Comentario


        • Obama firmó recortes presupuestarios pero los calificó como “estúpidos y arbitrarios”...

          El mandatario responsabilizó al Partido Republicano por el fracaso de las negociaciones



          Tras una infructuosa reunión con los líderes del Congreso, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, responsabilizó hoy al opositor Partido Republicano del fracaso de las recientes negociaciones presupuestarias que se proponían evitar la entrada en vigor automática de recortes a nivel nacional.

          Obama aseguró que la entrada en vigor de una “serie de recortes estúpidos y arbitrarios” en el presupuesto se debe a los conservadores en la Cámara de Representantes.

          El presidente acusó a los republicanos de no haberse mostrado dispuestos a llegar a un consenso con respecto a una subida de los impuestos para los ricos.

          OBAMA FIRMÓ ENTRADA EN VIGOR
          El mandatario firmó en la noche de hoy la entrada en vigor de las medidas de austeridad. La legislación obligaba a Obama a firmar una orden para que se dé inicio a los recortes antes del fin de este 1 de marzo.

          Después de que ayer jueves fracasaran en el Senado dos propuestas para evitar la entrada en vigor de los recortes, el presidente se reunió el viernes con líderes del Congreso para debatir posibles avances.

          Sin embargo, según trascendió, la reunión duró menos de una hora y no logró generar avances en el debate.

          El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo tras el encuentro con Obama que su partido no dará el brazo a torcer bajo ningún concepto en lo que respecta a un incremento de las cargas tributarias.

          POSIBLES PÉRDIDAS DE 750.000 PUESTOS DE TRABAJO
          “Todo esto va a tener un efecto dominó en la economía”, advirtió Obama, quien habló de la posible pérdida de hasta 750.000 puestos de trabajo, así como de un retroceso del crecimiento económico en medio punto procentual.

          “No todo el mundo sentirá inmediatamente el dolor que causarán los recortes, pero el dolor será real”, alertó el presidente.

          “Cuanto más se prolonguen los recortes, mayor será el riesgo para nuestra economía”, agregó Obama, quien sin embargo descartó una nueva crisis financiera. “No es el apocalípsis. Es estúpido”.

          IMPUESTO A LOS RICOS O MODIFICACIÓN DE RECORTES
          Este jueves se presentaron dos propuestas ante el Senado. La Casa Blanca proponía aumentar la tasa impositiva a los sectores más acaudalados y evitar de esa manera parte de los recortes.

          Los republicanos, en cambio, querían permitir que Obama modificara los recortes para evitar que ningún programa sufriera una reducción demasiado grande, pero se negaban a aumentar los impuestos.

          Ninguna de las propuestas presentadas logró obtener el respaldo de una mayoría de 60 de los 100 escaños totales.

          CONSECUENCIAS IMPREVISIBLES
          Estados Unidos podría verse expuesto a consecuencias aún imprevisibles en caso de entrar en vigor los recortes automáticos en todas las carteras. Según los analistas, la medida haría peligrar hasta dos millones de puestos de trabajo.

          Ante la falta de acuerdo, desde el viernes deben aplicarse automáticamente recortes a todas las partidas del presupuesto nacional. Hasta el próximo 27 de marzo debe acordarse la prolongación de un plan de gasto limitado para que el gobierno no caiga en la insolvencia.

          Tanto demócratas como republicanos aseguraron el viernes que quieren evitar la bancarrota, pero hasta ahora no se acordó ninguna ley para evitarlo.

          Los recortes automáticos hasta finales del presente año presupuestario, en septiembre, ascienden a 85.000 millones de dólares (65.000 millones de euros).

          Los recortes afectarán a todas las partidas, a algunas hasta en un 13 por ciento. El llamado ‘http://elcomercio.pe/tag/32778/estados-unidos’ fue aprobado en 2011 por el Congreso estadounidense y preveía el ahorro de 1,2 billones de euros en diez años, aunque podía ser sustituido por otro tipo de medidas.
          Fuente: http://elcomercio.pe/actualidad/1544...os-arbitrarios
          "Quien no extraña la Unión Soviética, no tiene corazón."
          "Quien la quiere de vuelta, no tiene cerebro."

          Vladímir Vladímirovich Putin

          Comentario


          • Alli podran encontrar bastante para ver y leer

            http://ygnetwork.org/ObamaIntervention

            Y les recomiendo el otro video que se llama
            The video that Barack Obama DOESN'T WANT TO SEE!



            EnDi
            la imaginacion va mas alla del conocimiento

            Comentario

            Trabajando...
            X