Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

EEUU vs Rusia: Nueva Guerra Fría

Colapsar
Este es un tema pegajoso.
X
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Yami Nemesis
    respondió
    Originalmente publicado por moxica Ver Mensaje
    Saludos.

    Se reafirman los lazos imperialistas de Brasil para America Latina.

    Cada vez más se acerca a una alianza "mas profunda" con el oso ruso.

    Ahora mismo estan entrando en una estrecha cooperacion de defensa que vá mas alla que la simple compra de armas y que vá en una alianza política para quitarle peso en la region al principal enemigo geopolitico ruso (EEUU) y para ellos Rusia está apoyando los fines imperialistas del Brasil para con América del Sur.

    Ojo al piojo

    Pdta.- Hay que mirar con lupa la relación con Brasil y que se atenga solo a temas de desarrollo mutuo (nada de desarrollo de fines politicos particulares y otros negociados)


    El Mar de Grau es el Mar del Perú y sus fines SOBERANOS
    Preocupados Saludos.
    Todo esto se debe... al futuro acuerdo de las "futuras potencias mundiales" conocidos como el "BRICS"

    Dejar un comentario:


  • moxica
    respondió
    Brasil - socio estaretégico ruso en America Latina

    Saludos.

    Se reafirman los lazos imperialistas de Brasil para America Latina.

    Cada vez más se acerca a una alianza "mas profunda" con el oso ruso.

    Ahora mismo estan entrando en una estrecha cooperacion de defensa que vá mas alla que la simple compra de armas y que vá en una alianza política para quitarle peso en la region al principal enemigo geopolitico ruso (EEUU) y para ellos Rusia está apoyando los fines imperialistas del Brasil para con América del Sur.

    Ojo al piojo

    Pdta.- Hay que mirar con lupa la relación con Brasil y que se atenga solo a temas de desarrollo mutuo (nada de desarrollo de fines politicos particulares y otros negociados)


    El Mar de Grau es el Mar del Perú y sus fines SOBERANOS
    Preocupados Saludos.

    Dejar un comentario:


  • Yami Nemesis
    respondió
    Obama otorga a Rusia la cláusula de relaciones comerciales normales...



    El presidente estadounidense, Barack Obama, firmó hoy una disposición que anula el efecto de la enmienda Jackson-Vanik con respecto a Rusia, que accede de esta manera a la cláusula de relaciones comerciales normales con EEUU.

    Obama reconoció que hoy en día “Rusia responde plenamente al requisito de libertad de emigración” establecido por la enmienda Jackson-Vanik en 1974, para defender el derecho de los judíos soviéticos a emigrar libremente.

    Dicha decisión significa que Rusia se acogerá a la cláusula de “relaciones comerciales normales permanentes” con EEUU (PNTR, por sus siglas en inglés), y que EEUU podrá beneficiarse en el intercambio bilateral con Rusia de todos los derechos que implica la pertenencia de ambos países a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

    La subrogación de la enmienda fue aprobada anteriormente por la Cámara de Representantes y el Senado estadounidense aunque el Congreso la vinculó a la llamada “ley Magnitski” que deniega la entrada en EEUU a funcionarios rusos implicados en las violaciones de derechos humanos y congela sus activos en territorio estadounidense.

    Esta vinculación fue duramente criticada por Rusia cuyos legisladores debaten estos días la posible respuesta.
    Fuente: http://sp.rian.ru/economy/20121220/155943219.html

    Dejar un comentario:


  • Yami Nemesis
    respondió
    El presidente ante la prensa: de lo global y lo personal...



    Cuatro horas y media y más de ochenta preguntas. Durante su conferencia de prensa, el presidente Vladímir Putin habló de la economía de Rusia y el mundo, sobre política, sobre las relaciones de Rusia con occidente y sus vecinos, sobre su salud y el orden del día.

    Tras escuchar el breve informe del presidente sobre los resultados del último año de trabajo, el crecimiento del salario promedio y el descenso del desempleo, el crecimiento de la natalidad y el descenso de la mortalidad, 1.226 periodistas alzaron sus manos para formular sus preguntas.

    La primera correspondió al proyecto de ley aprobado en su segunda lectura en respuesta a la Ley de Magnitski.

    Entre las enmiendas aprobadas está la prohibición impuesta a la adopción de niños rusos por tarte de ciudadanos de EEUU.

    Los periodistas regresaron en varias ocasiones al análisis de esta decisión de los diputados de la Duma estatal, calificada por el presidente de emotiva pero adecuada:

    –No se trata de personas concretas. Los ciudadanos estadounidenses adoptan nuestros niños, en la mayoría de las ocasiones, y es posible que en todas, impulsados por los mejores propósitos.

    Y les estamos muy agradecidos por ello. La cuestión estriba en la actitud de las autoridades norteamericanas ante los problemas cuando estos surgen.

    Consideramos que esta actitude no se corresponde ni con el espíritu ni con la letra de los acuerdos que nosotros firmamos con EEUU. Se trata incluso de una actitud despectiva. A prevenir esto está dirigida la decisión de adoptar las medidas correspondientes.

    Ya lo comenté, ¿para qué repetirlo por tercera vez? Si nuestros representantes ni siquiera pueden acceder a los tribunales. ¿Acaso esto es correcto?

    El presidente todavía debe decidir si firma la Ley de Dima Yákovlev o no. Putin subrayó que es importante desarrollar un programa de adopción de huérfanos para familias rusas, con la creación de estímulos morales y materiales, además de perfeccionar la legislación vigente.

    La posible prohibición de las adopciones para ciudadanos de EEUU es parte de la respuesta a la ley antirrusa aprobada por este país.

    Putin incluso agradeció a los legisladores estadounidenses por sus deseos de señalarle a Rusia sus problemas. Sin embargo, señaló que esto no es un motivo para sustituír una ley antirrusa por otra:

    –El señor Magnitski no murió a consecuencia de torturas, sino de un infarto.

    Fue atendido adecuadamente o no, eso está por investigar. Si una persona quedó sin atención en una institución estatal, es necesario aclarar qué fue lo que sucedió. ¿Acaso no muere la gente en las cárceles norteamericanas? ¿Vale la pena que saquemos provecho de eso?

    ¿Cuantas personas son detenidas por los organos de seguridad norteamericanos por todo el mundo, en franca violación de las jurisdicciones nacionales? ¡A muchos!

    ¿Por qué un país considera que tiene el derecho de extender su jurisdicción al resto del mundo? Todo lo relacionado con este asunto ha sido politizado hasta el extremo.

    Las relaciones con EEUU es un tema amplio. Se conversó también sobre el sistema de Defensa Anti Misil de Europa.

    La OTAN y EEUU, en particular, no tienen intenciones de despejar las dudas de Rusia respecto a que el sistema DAM no representa una amenaza para su potencial nuclear.

    Si se cree a las afirmaciones de Bush jr., EEUU y Rusia no son enemigos. Sobre esa base, según Putin, es necesario hallar un compromiso.

    Con Francia, también miembro de la OTAN, es más fácil llegar a acuerdos.

    A pesar de algunos momentos trágicos de la historia, los pueblos de estas dos naciones son cercanos espiritualmente. No por gusto algunos ciudadanos reconocidos de Francia acuden a Rusia pidiendo apoyo:

    –Estoy seguro que los altos funcionarios no querían ofender a Gerard Depardieu. Como cualquier funcionario, ya sea de alto o medio rango, siempre defendemos nuestra política y las decisiones tomadas.

    Pero si eso no fue hecho cuidadosamente, entonces se trata de un suceso lamentable y no más que eso.

    Los actores, los músicos, los artistas son personas que responden a un orden espiritual especial, agudo, y como decimos nosotros, es muy fácil ofender a un artista.

    Por ello puedo comprender cómo se siente el señor Depardieu. Él y yo tenemos muy buenas relaciones personales de amistad, a pesar de que nos hemos visto poco.

    Estos momentos son duros para él. Yo espero que finalmente esta mala racha pase.

    Si Gerard realmente quiere tener la residencia ruso o el pasaporte ruso, pues este asunto está zanjado. Y la solución es positiva.

    Con especial detalle Putin analizó las relaciones económicas con Europa. El monopolio ruso del gas Gazprom desarrolla su infraestructura en esta dirección.

    Se trata del gasoducto Nord Stream por el fondo del Mar del Báltico, el gasoducto South Stream y el Blue Stream por el Mar Negro. Estos proyectos rusos de envergadura representan un símbolo de estabilidad para los europeos.

    Y la estabilidad, según Putin, es la base del desarrollo. Sin embargo, no todos tienen la capacidad de tomar decisiones estratégicas de largo alcance:

    –Creo que nuestros colegas ucranianos cometieron un grave error estratégico en su momento. Nosotros les propusimos, junto a los europeos, contratar el sistema de transporte de gas de Ucrania y asumir todos los compromisos de desarrollo y explotación de este sistema.

    Todo lo sucedido durante los últimos años, incluídos los reconocidos escándalos del 2009, obligó a Rusia a acelerar sus proyectos de desarrollo de la infraestructura, lo cual elimina nuestra dependencia de los países de tránsito tradicionales.

    Lo cual pone en entredicho el sentido de la existencia de un sistema de transporte de gas en Ucrania.

    La economía, tanto de Rusia como del resto del mundo, fue un tema aparte de esta conversación.

    Los periodistas se interesaron respecto a los problemas de la fuga de capitales sobre la cual el presidente habló en su discurso a la Asamblea Federal:

    –Hay que tomar las medidas, al igual que otros países europeos, para firmar los acuerdos correspondientes son las zonas offshore y hacer públicas las informaciones sobre los impuestos. Incluidos los beneficiaros finales de las compañías offshore.

    El dinero debe trabajar en el país, pero los inversionistas necesitan las condiciones correspondientes. Las tareas propuestas son realizables, declaró Putin.

    Además de los temas enumerados, en la conferencia de prensa se habló sobre las relaciones entre Moscú y Tbilisi, sobre el retorno a las tiendas del los vinos georgianos, sobre el desarrollo del Lejano Oriente, las amenazas terroristas, el ingreso de Rusia en la OMC, los fallos del sistema judicial del país, la corrupción y hasta el fin del mundo.

    El secretario de prensa del jefe de estado, Dmitri Peskov, señaló en reiteradas ocasiones que la conversación duró dos, tres, cuatro horas. Finalmente, cuatro horas y media. Putin señaló que trabajar mucho es normal para un presidente.

    Confesó que trabaja habitualmente desde las 10 de la mañana hasta las 10 de la noche. Los periodistas enseguida saltaron: ¿y se lo permite la salud?, a lo que respondio sin inmutarse:

    –Sobre mi salud diré lo mismo que siempre: ni lo esperen...

    ¿Qué diferencia al Putin del 2000 y el 2012?

    El presidente confesó que se trataba de una pregunta difícil. Este período, según sus convicciones, dista mucho de ser el peor en la historia del país.
    Fuente: http://spanish.ruvr.ru/2012_12_20/Ru...ia-relaciones/

    Dejar un comentario:


  • Yami Nemesis
    respondió
    Originalmente publicado por moxica Ver Mensaje
    Saludos.

    Lo que dices Yami, es posible dentro de las posibilidades, como es posible, tambien dentro de ellas que cientos de agentes dormidos de la parte rusa, esten infiltrados o infiltrandose en EEUU y que esperan el ser despertados.

    atte.
    Asi es mi estimado... es un mundo lleno de "cartas bajo la mangas" y lleno de riesgos... Lamentablemente en ese mundo, TODO... ABSOLUTAMENTE TODO VALE por el "bien del estado"

    Volviendo con las noticias mas recientes...

    No necesitamos una nueva ‘guerra fría’

    La 'ley Magnitski', el escudo antimisiles, las disputas acerca de los visados con la Unión Europea han hecho que se vea a Rusia como un actor internacional difícil de tratar, no obstante no parece que la línea exterior del país vaya a cambiar y es muy probable que se tienda a seguir la misma línea de fricción en el futuro.



    En 2012 Rusia no ha declarado a Occidente ninguna ‘guerra fría’ ni piensa hacerlo en el futuro. Supongo que todo aquél que esperaba que esto sucediera sentirá cierta desilusión.

    Por el contrario, en la nueva concepción que se está aplicando en política exterior rusa se habla de confianza y cooperación con una base práctica, ideas que Moscú planea adoptar en sus relaciones con sus socios europeos.

    Sin embargo, los acontecimientos de este año que termina levantan en Rusia temores de que una ‘guerra fría’ no declarada haya comenzado de todos modos.

    Una ley que ha sembrado la discordia

    La reciente 'ley Magnitski' aprobada en el Congreso de los EE UU, que introduce sanciones contra funcionarios rusos que, en opinión de los legisladores americanos, estuvieron implicados en la muerte del abogado de la fundación Hermitage Capital Management, Alexéi Magnitski, es solo la punta del iceberg.

    Esta ley ha sido la nota final de una serie de medidas políticas hostiles tomadas por Occidente contra Moscú.

    La aparición de la 'Lista Magnitski', que ya ha provocado un intercambio de agitadas declaraciones por ambas partes, venía precedida por una multitud de conflictos en política exterior que difícilmente pueden pasar inadvertidos.

    En los dos temas más importantes para Rusia (el despliegue del sistema europeo de defensa antimisiles y la anulación de los visados para los rusos que viajan a Europa) el Kremlin ha sufrido en 2012 una aplastante derrota.

    Esto ha cobrado importancia en un contexto de buenas relaciones entre Rusia y Asia.

    El éxito de la cumbre de la APEC de Vladivostok en 2012 y el comienzo de los procesos de integración en el espacio postsoviético (la creación de la Unión Aduanera y el proyecto de la Unión Euroasiática) han supuesto un triunfo indudable para la diplomacia rusa, entre otros.

    Las numerosas iniciativas económicas destinadas a convertir Rusia en un estado de tránsito entre Asia y Europa, los proyectos de petróleo y gas enfocados al Este, han recibido el apoyo de los socios asiáticos de Moscú.

    Aspectos positivos y negativos de la relación con Europa

    En Europa se ha desarrollado una situación muy distinta. Por un lado, en 2012 comenzaron algunos proyectos económicos a largo plazo que unen a Rusia y al viejo continente.

    Se trata de la construcción del gasoducto Nord Stream, que pasa por las profundidades del mar Báltico, así como del comienzo de la instalación del gasoducto South Stream por las profundidades del mar Negro.

    Estos dos conductos unen el norte y el sur de Europa con yacimientos rusos. Pero en el plano político el diálogo entre Moscú y Europa se ha vuelto más tenso, y parece que las perspectivas de mejora durante el próximo año son mínimas.

    A los problemas que ya existen, como la observación (poco objetiva, en opinión del Kremlin) de las elecciones en el espacio postsoviético por parte de las organizaciones internacionales europeas y el deterioro de la cuestión sobre la entrada sin visados en la Unión Europea para ciudadanos rusos, se han añadido otros nuevos.

    Derechos humanos: la otra cara de la moneda

    Durante este año, Moscú ha criticado enérgicamente a algunos países de la UE algunas violaciones de los derechos humanos.

    Principalmente, la represión de manifestantes que exigían mejores condiciones de vida.

    Para dispersar las manifestaciones, la policía no solo en Europa sino también en Estados Unidos ha empleado métodos excesivos y decenas de personas han sido detenidas.

    Otra infracción de los derechos humanos de la que Moscú se ha hecho eco está ligada a los derechos de los niños a los que trabajadores de los servicios sociales han separado de sus familias de forma no siempre justificada.

    El último caso con repercusión en los medios tuvo lugar en diciembre en Finlandia, donde los trabajadores sociales privaron a una madre rusa de la custodia de sus cuatro hijos, uno de los cuales era recién nacido, sin una sentencia judicial y basándose sólo en acusaciones anónimas.

    A todo eso se deben añadir los numerosos casos de muertes de niños rusos adoptados por familias americanas cuyos asesinos, en opinión de Moscú, no siempre han recibido un castigo justo.

    No obstante, la crítica de Rusia a Occidente sobre cuestiones de derechos humanos ha provocado la irritación de muchos políticos que no están acostumbrados a semejantes reproches provenientes de terceros países.

    Discordancias en el ámbito del valor familiar

    Otra tendencia de 2012 ha sido la oposición entre Moscú y Occidente en la cuestión de los valores familiares.

    En Europa y Estados Unidos las relaciones familiares homosexuales se han ido legalizando mediante regulaciones estatales o se han incluido en sus legislaciones.

    Los conceptos “madre” y “padre” han sido sustituidos en los documentos oficiales por otros que no marcan el género (en los países escandinavos ya se han sustituido por “progenitor uno” y “progenitor dos”).

    Pero Rusia se ha mantenido categóricamente en contra de esta postura. La Asamblea Legislativa de San Petersburgo aprobó la ley “Sobre la prohibición de la propaganda **********”.

    Este documento fue causa de que Milán rechazara sus relaciones de hermandad con la capital del norte rusa.

    No obstante, las autoridades rusas están convencidas de que en esta cuestión la opinión pública está claramente de su lado, y la legalización de los matrimonios homosexuales atenta contra los valores tradicionales cristianos y de la familia.

    La ley aprobada en San Petersburgo sobre la prohibición de la propaganda ********** ha sido calificada de violación de los derechos humanos por parte de activistas europeos.

    Estos vinculan directamente la problemática de los matrimonios homosexuales con la anulación del régimen de visados para la entrada en la UE de ciudadanos rusos, ya que, como se sabe, en los documentos políticos de la Unión Europea se indica que el régimen sin visados se ofrece únicamente a los países que respetan los derechos humanos.

    Por su parte, Moscú no ha cedido, lo cual ha contribuido a empeorar el diálogo ruso-europeo en el plano ideológico.

    Continuidad en la dirección de la política internacional

    La nueva concepción de la política exterior de Rusia no prevé cambios revolucionarios en estos temas.

    Seguirá siendo tradicional y bastante conservadora.

    Rusia seguirá defendiendo su modo de entender los principios del derecho internacional y la supremacía de las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU en los asuntos internacionales, seguirá reaccionando a los acontecimientos en los ‘puntos calientes’, y reconstruirá el diálogo con los países que sufren cambios de régimen en el marco de la ‘primavera árabe’.

    Me arriesgo a pronosticar una tensión aun mayor en las relaciones de Rusia con sus socios en Europa y EE UU. ¿Qué me lleva a hacer semejante conclusión?

    En primer lugar, el conflicto sin resolver de Siria, sobre el que no han sido capaces de tomar una decisión conjunta.

    Este conflicto atrae a su órbita a todos los nuevos estados, y ha pasado de ser un problema local a convertirse en un conflicto geopolítico.

    En segundo lugar, los encuentros en instituciones clave de diálogo como el Consejo Rusia-OTAN o el Consejo Rusia-UE, que en el pasado se celebraban como mínimo dos veces al año, han perdido su eficacia.

    En estos foros de decisión dejan amablemente hablar a Rusia, pero en realidad no la escuchan.

    Se toman decisiones sin tener en cuenta los intereses rusos. Esta era la tendencia del año pasado, y no hay ninguna razón para creer que esto cambiará en el futuro.

    Rusia está dispuesta a dialogar con Occidente, hecho que se refleja en esta Concepción de política exterior, pero no cambiará sus opiniones ya formadas en política interior ni exterior.

    Al Kremlin le preocupa especialmente el escaso interés que sus socios europeos y americanos muestran por sus preocupaciones en cuestiones de seguridad nacional.

    En este contexto, un futuro deterioro de las relaciones entre Rusia y Occidente sería inevitable. Directa o indirectamente todas las formas de cooperación se extinguirán o quedarán estancadas.

    No obstante, todavía no se puede hablar del comienzo de una ‘guerra fría’ entre Rusia y Occidente.

    Por ahora ambas partes poseen un amplio margen de seguridad en forma de iniciativas en el ámbito de la lucha contra el terrorismo, las actividades antidrogas y los proyectos económicos.

    Este margen, llegado el momento, no permitirá a Rusia ni a Occidente cruzar una línea tras la cual la vuelta a las buenas relaciones acabe siendo un proceso largo y complicado.

    Durante el año que termina, la sociedad en Rusia ha tenido más en cuenta las perspectivas del país en Asia que en la UE.

    El rechazo manifiesto de Occidente en algunos foros internacionales a considerar las prioridades de Moscú, así como los pasos dados como respuesta a esto por Rusia, han creado una atmósfera de desconfianza mutua.

    Esta desconfianza se ha extendido a todos los aspectos de la cooperación: desde las cuestiones militares hasta las humanitarias. Como se suele decir, más vale la peor de las paces que la mejor de las disputas.

    Y aunque ninguna de estas salidas favorece a los intereses de Rusia ni a los de Occidente, me arriesgo a predecir que no cabe esperar a lo largo del año que viene nada más que la peor de las paces.
    Fuente: http://rusiahoy.com/articles/2012/12...ria_23019.html

    Dejar un comentario:

Trabajando...
X