Tras seis años de existencia en Arica, el comandante en jefe del Ejército, general Oscar Izurieta materializó la reconversión del Regimiento Reforzado Nº6 "Matucana" en la Primera Brigada Acorazada "Coraceros". Este es la tercera unidad que este año desaparece y se transforma en brigada, bajo la nueva modalidad de armas combinadas, de acuerdo al proceso de modernización diseñado por el alto mando castrense.

Izurieta anunció que pretende cerrar su período con la creación de otras dos nuevas brigadas en el país. El comandante en jefe del Ejército señaló que este nuevo concepto "proviene de un diagnóstico bastante complejo y de mucho tiempo. Obedece a algo muy simple: un Ejército más chico, con mucha tecnología incorporada, con mucho mayor capacidad, y que seamos capaces de sostenerlo y mantenerlo operando con el presupuesto que tenemos, pero con la mayor capacidad posible que debe tener el Ejército. Este es un concepto más moderno y que es el que se ocupa en el mundo".

Según explicó la máxima autoridad castrense, la idea básica de las brigadas conlleva el mantenimiento de fuerzas polivalentes. "Estos mismos soldados, con esa misma capacidad, se les puede sacar y reestrenar un mes, y se pueden desplegar a Haití, a Bosnia, o Chipre, o quizás dónde lo va a mandar el Gobierno en función de la política exterior el próximo año o cuando sea necesario".

El general precisó que, a diferencia del regimiento, "que es una organización de paz, que produce fuerzas, pero que su función es administrar, la brigada es una organización de combate". A su juicio, esta definición no constituye una señal hostil a los países vecinos, "pues la razón de ser del Ejército es vivir en paz. Cada día que Chile vive en paz, yo estoy cumpliendo mi mandato que el pueblo chileno me da. Lo importante es que se administre la paz y se asegure que los chilenos viven en paz. Nosotros queremos vivir en paz y tener buenas relaciones con todo el mundo. Para eso se necesita tener las capacidades necesarias para asegurar vivir en paz, no tenemos ninguna otra aspiración que esa".

La nueva brigada estará al mando del general Sergio Béjares Von Chrismar, el cual tendrá un importante contingente de soldados profesionales. La reconversión del regimiento en brigada, implicó la agrupación del Grupo de Artillería Nº 4 "Miraflores", el Grupo Blindado Nº 9 "Vencedores", la Compañía Ingenieros Nº9 "Zapadores", y el Batallón de Infantería Nº 28 "Bulnes". La nueva unidad será dotada de los nuevos tanques Leopard II, artillería M-109, y aumento de tecnología computacional. Asimismo, su dotación de personal aumentará en un 15 por ciento, con el traslado de personal de otras unidades.


Fuente: La Tercera