Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Reclutamiento en las FFAA Chilenas

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Reclutamiento en las FFAA Chilenas

    De la entrevista a Emilio Meneses, que se puede ver completa en otro threat, destacó esto sobre la caida de voluntariedad para cumplir con el SMO:

    "Eso es resultado de la oferta de estímulos a la voluntariedad, que han hecho que el SMO parezca más un plan de capacitación que de preparación militar de reservas. Esto ha desincentivado a los que tienen interés en lo último. Los estímulos tampoco han atraído a los jóvenes que sólo buscan capacitarse, porque ellos prefieren los CFT civiles, que ofrecen mejores y más variadas alternativas de capacitación para la vida laboral. Eso hace necesario revisar el sistema de reclutamiento en general, ofreciendo nuevas vías de cumplimientos del SMO. Por ejemplo, permitir que los jóvenes puedan seguir estudios universitarios o técnicos y recibir una preparación militar, ya sea en paralelo a esos estudios o mediante periodos de acuartelamiento en verano. Los estímulos deberían consistir simplemente en becas de estudio en universidades y CFT, además de una remuneración imponible equivalente al sueldo mínimo. Otra posibilidad concurrente podría ser extender el SMO actual a dos años y graduar personas de mayor valer militar a un costo muy moderado, aumentando de pasada nuestras disminuidas fuerzas.Y el sistema también debería permitir la incorporación a la carrera militar, como oficiales o suboficiales, de aquellos jóvenes que, ya sea cumpliendo con el SMO en cualquiera de estas posibles modalidades o quizas un poco después, descubran que tienen una mayor vocación por lo castrense.

    -Lo que usted plantea es un sistema de reclutamiento y carrera militar como los existentes en Norteamérica y Europa. ¿Cómo podría llegarse a algo así en Chile?

    Lo primero es abrir un debate público respecto del tema, donde se deberían estudiar las necesidades de reclutamiento y comparar la experiencia alcanzada por las modalidades empleadas en otras latitudes. En ese debate deben participar las FFAA, porque su opinión es importante, pero la decisión final sobre las características e implementación de un eventual nuevo sistema de reclutamiento debe tomarla el Ejecutivo. Es cierto que en las ramas hay una fuerte oposición y desconfianza hacia las reservas, pero la decisión en este tema le corresponde al gobierno y a las fuerzas no les quedará nada más que acatar y dar cumplimiento a lo que éste determine. Extrañamente, la Concertación aceptó y toleró la consolidación de un sistema de oficiales de reserva extraídos del empresariado y otros sectores oligárquicos sin valor militar real. Es curioso, porque eso atestigua una alianza entre los mandos de las FFAA y los poderes fácticos.

    -¿Por qué dice usted que esos oficiales reservistas no tienen valor militar?

    Por varias razones, pero destacaré que, por su edad y autoimagen, muchos de ellos no comprenden ni asumen el rol o deberes de la condición militar. La reserva CAOR-Yates, que se llama así porque el requisito básico oficial es tener una licencia de patrón para ese tipo de nave, fue creada en la Armada en el año 1991, bajo el primer gobierno de la Concertación que encabezaba don Patricio Aylwin, aunque la idea fue pronto copiada por las otras fuerzas. El objetivo principal no fue proveer a las instituciones con oficiales de reserva, sino a establecer un enlace entre las ramas y un sector social particular, que podríamos describir como la crema de cierta elite chilena. Es cosa de mirar los nombres y ocupación de esos reservistas y lo último salta a la vista. Sobre su poca conveniencia, está el caso emblemático de un empresario del retail y teniente de la reserva CAOR-Yates afecto al Cuerpo de Infantería de Marina (*), que sin ser llamado y por iniciativa propia se presentó armado y en tenida de combate a proteger uno de sus supermercados en Concepción, tras el terremoto del 27 de Febrero del 2010. Fue un caso flagrante de uso impropio del uniforme y de las atribuciones legales que le confiere el Estado, que merecía un castigo ejemplar, pero la Armada sólo le llamó la atención por escrito y con una anotación en la hoja de vida. Es por eso que, como especialista en temas de defensa y como reservista que por cumplir órdenes sufrió una muy mala experiencia, tengo una opinión muy crítica de la relación entre las ramas y estas reservas VIP, que extrañamente la Concertación aceptó y toleró durante sus cuatro administraciones.
Trabajando...
X