Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Nueva base antártica Glaciar Unión

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Nueva base antártica Glaciar Unión

    1 Julio 2012
    Chile tendrá la tercera base más cercana al Polo Sur

    Detalles exclusivos del plan antártico del Gobierno:

    "Quiero plantearle al país y al mundo la política de Estado con que nuestro país va a profundizar y que va a fortalecer en relación a la Antártica", dijo el Presidente Piñera en enero pasado durante su visita de cuatro días, precisamente al continente blanco.

    En la misma conferencia de prensa, realizada en la Base Prat de la Armada y en la que estuvo acompañado por el ministro de Defensa Andrés Allamand, el Mandatario especificó los ejes que tendría su política Antártica: mejoramiento y modernización de las bases existentes, reforzamiento de Punta Arenas y Puerto Williams como "puertas de entrada" al continente, ordenamiento de la normativa antártica nacional, promoción del turismo controlado en esa zona y, principalmente, la creación de una nueva base, dentro del Círculo Polar.
    Pero el Presidente no se detuvo ahí. Pocas horas después llamó a una reunión urgente en el puente de mando del buque "Aquiles". Ahí estuvieron el ministro de Defensa, Andrés Allamand; los comandantes en jefe del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea; los jefes del Estado Mayor Conjunto; representantes del Instituto Chileno Antártico y los encargados de la Dirección Antártica, dependiente de la Cancillería.
    ¿La misión? Desde ese mismo día, el grupo debía conformar un Comité para el Estudio de las Bases Antárticas y elaborar, en unos pocos meses, un informe sobre el lugar donde podría estar emplazada la nueva base.
    En la reunión el Presidente resaltó que todas las bases chilenas están ubicadas en la periferia Antártica y que, por razones estratégicas, era crucial cambiar eso.

    Entre otras cosas, en el Gobierno evalúan que una base dentro del círculo polar posiciona bien a Chile de cara a su reclamación territorial, más aún considerando que ésta se superpone con las demandas de Argentina y Gran Bretaña, países que también están impulsando planes para el continente blanco.

    Otro punto que se consideró es que en los últimos años se ha expandido el turismo privado en el continente y han surgido más intereses por los yacimientos petrolíferos que existirían en las inmediaciones. Todo esto ha generado un debate favorable a entregar el control de la Antártica a instancias globales, que es contrario al interés de Chile. Por esta razón, La Moneda consideró necesarias una presencia y penetración "incuestionables", basadas en el trabajo científico.

    Con esas instrucciones, el comité, liderado por el ministro Allamand, comenzó a trabajar, guardando los detalles en secreto, hasta hoy.

    Las dos opciones

    Además del Comité, que se reunía periódicamente, en el Ministerio de Defensa se conformó un grupo de diez expertos para dedicarse al tema a tiempo completo.
    Según fuentes del Gobierno, luego de varios estudios, se identificaron tres posibles áreas en donde ubicar una nueva base Antártica: isla Adelaida -lugar donde está emplazada la base cerrada Teniente Carvajal-, la zona de Glaciar Unión en los montes Elsworth, muy al interior del continente- y la Isla Alejandro I. Esta última sería finalmente descartada por el alto costo operacional y, principalmente, los extensos plazos que requeriría su puesta en marcha. La intención es que la base esté lista en el período de tiempo más breve posible.

    Así, el 1 de junio, el Comité le presentó dos alternativas al Presidente.
    La posibilidad de emplazar la base en la isla Adelaida sería la favorita del Inach, principalmente por la gran importancia científica del lugar, centro de las más importantes investigaciones a nivel mundial sobre cambio climático. Asimismo, la mayor ventaja sería que al ya existir una base ahí -actualmente cerrada- no habría que solicitar permisos ni presentar estudios para levantar un emplazamiento.
    El problema es que debido a las condiciones climáticas del lugar la pista de aterrizaje natural que existía se resquebrajó, quedando inutilizable. La única posibilidad sería pedir prestado el aeródromo de la base inglesa de Rothera, ubicada a unos pocos kilómetros al norte. Esto implicaría que la principal forma de llegar sería en barco, método que sólo se puede usar un par de meses al año.
    Otro punto en contra es que las condiciones en las que se encuentra el terreno son inciertas, por lo que se requeriría la realización de un estudio, que costaría 632 mil dólares. Por ahora, se calcula que habilitar la base tendría un precio de casi cuatro millones y medio de dólares.

    La otra opción, en Glaciar Unión, es la mejor evaluada por el Gobierno debido, principalmente, al avance estratégico que implicaría para Chile. Esto, debido a que la base estaría emplazada en el corazón del continente Antártico, a 1.080 km del Polo Sur, siendo la tercera base más cercana a ese lugar, tras Amundsen-Scott de Estados Unidos (situada justo sobre el Polo Sur) y Kunlun, de China.

    Otra gran ventaja sería que la base se emplazaría en una zona sobre la que sólo Chile tiene una reclamación de soberanía, al contrario de las otras bases, ubicadas en territorios reclamados por Argentina y Gran Bretaña.

    Otro factor que se consideró es que Chile ya tiene experiencia en el área, pues se encuentra a pocos kilómetros de la zona donde estaba la base Arturo Parodi, más conocida como Patriot Hills, que se dejó de utilizar en 2008. Al igual que ésta, Glaciar Unión contaría con una pista de aterrizaje natural de hielo azul y estaría conformada por pequeños módulos de vivienda y tres o cuatro grandes módulos de provisiones e investigación. La base, al contrario de lo que pasaba con su antecesora de la misma área, estará protegida del clima por los cerros y montañas de alrededor.

    A esta base sólo se podría acceder en avión y funcionaría entre enero y marzo con una dotación de entre 20 y 30 personas de la Armada, el Ejército, la FACh y el Inach, convirtiéndose en la primera base operada por las tres fuerzas armadas. Su instalación costaría 3,3 millones de dólares y habilitarla cada año 2 millones más. Hoy, el lugar es una de las locaciones más visitadas por científicos de todo el mundo y por costosas expediciones turísticas privadas.

    Además de estos gastos, el plan incluiría comprar un nuevo buque rompehielos, a un costo aproximado de 100 millones de dólares y tres aviones alemanes Basler BT-67, que costarían cerca de 30 millones de dólares.Asimismo, se le presentó al Presidente una propuesta de reparación y modernización de las bases existentes cuyo precio es de casi 30 millones de dólares.

    La decisión presidencial

    Por estos días, el Presidente Piñera está analizando los pros y contras de ambas propuestas, especialmente los costos de instalación.
    Sin embargo, fuentes de Gobierno cuentan a "El Mercurio" que el Mandatario tendría una decisión ya tomada que anunciaría en los próximos días.
    La idea sería encargar la instalación inmediata de la base en Glaciar Unión, la que perfectamente podría estar lista para el verano de 2013, transformándose en el punto más austral de Chile.Sin embargo, al mismo tiempo, se comenzaría el estudio para analizar la viabilidad del emplazamiento en la base Teniente Carvajal.

    En resumen, el Presidente habría considerado ambas propuestas como complementarias para reforzar la nueva política antártica chilena.
    US$165 millones aproximadamente, se gastarían en el plan antártico del Gobierno.

    Diario El Mercurio

  • #2
    Piñera viaja a la Antártida para visitar la zona donde se levantará una nueva estación

    Santiago de Chile, 15 ene (EFE).- El presidente chileno, Sebastián Piñera, viajó hoy a la Antártida para explorar la zona en la que su país instalará una nueva estación dentro del Círculo Polar, dentro de la estrategia para fortalecer su presencia en el continente blanco.
    Según informaron fuentes oficiales, las instalaciones, que tendrán carácter temporal y operarán solo durante el verano austral, se ubicarán en el Glaciar Unión y constituirán el emplazamiento a mayor profundidad en el sector americano de la Antártida y el tercero más cercano al Polo Sur.
    En concreto, estará situada a 1.080 kilómetros del Polo Sur y a 2.100 kilómetros de la Isla Rey Jorge, lugar en el que se emplaza la base Presidente Eduardo Frei Montalva, que es la mayor base chilena y una de las principales de toda la Antártica.
    El sector, en el que se instaló un campamento provisional con catorce personas, cuenta con acceso aéreo seguro y conectividad terrestre directa y está en una zona de exclusiva reclamación chilena.
    Las primeras campañas (2013-2014 y 2014-2015) serán probablemente sólo de exploración para determinar lugares exactos de emplazamiento, la capacidad de los equipos, las inversiones necesarias y las evaluaciones medioambientales.
    La nueva estación permitirá a Chile ejercer presencia soberana en una de las pocas pistas de hielo azul del continente, así como realizar labores científicas en el interior del continente en un área de especial valor para la glaciología y meteorología.
    Chile se constituirá además como uno de los tres únicos países que tienen actividades permanentes o semipermanentes al sur del paralelo 80º de latitud sur. Los otros son Estados Unidos, con la base Amundsen-Scott, situada en el Polo Sur, y China con la base Kunlun.
    En la actualidad, este país cuenta con un total de cuatro bases permanentes: General Bernardo O?Higgins, Presidente Eduardo Frei Montalva y Estación Marítima Fildes, Base Profesor Julio Escudero y Base Naval Capitán Arturo Prat.
    Chile reclama un territorio comprendido entre los meridianos 53ºW y 90ºW.
    Hacia el oeste del denominado territorio antártico chileno no hay reclamaciones de ninguno de los otros seis países que aspiran a tener soberanía: Argentina, Australia, Francia, Noruega, Nueva Zelanda y Reino Unido.
    Con Argentina y el Reino Unido sí hay superposición de reclamaciones territoriales hasta el este: con el primer país en el meridiano 74ºW y con el segundo, en el 80ºW.
    En esta visita de un día, el presidente Piñera, que ha viajado en varias ocasiones a la Antártida, estuvo acompañado por los ministros de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, y de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, así como los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas.

    http://cl.noticias.yahoo.com/pi%C3%B...235434173.html

    Comentario


    • #3
      Mandatario anunció la creación de una Base Conjunta Antártica Nacional en las proximidades del Polo Sur.



      “Tomo posesión de esta tierra por el futuro de Chile y de la Nación” con estas palabras el Presidente Sebastián Piñera Echenique anunció el martes 15 de enero la creación de la Base Conjunta Antártica Nacional en Glaciar Unión, luego que dos aeronaves C130 de la Fuerza Aérea lo trasladaran, junto a su comitiva, a la zona más austral donde un Mandatario ha llegado, a 3.020 kilómetros de Punta Arenas y a 1.200 kilómetros del Polo Sur.

      La temperatura en Glaciar Unión alcanza los -5° C, sin embargo la sensación térmica llega a los -20° C. El viento es impetuoso y la nieve convertida en un fino polvillo envuelve a los visitantes que observan con detención aquel paisaje único.

      Los Ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa, Alfredo Moreno y Rodrigo Hinzpeter, respectivamente, acompañaron al Presidente Piñera en el acto de colocación de la Bandera Nacional. Asimismo, la comitiva integrada por los Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas y Altos Oficiales de la Fuerza Aérea participaron en el descubrimiento de la placa conmemorativa de esta expedición, donde los nombres de las autoridades quedaron inscritos por siempre en Glaciar Unión.

      Ahí el Ministro de Defensa dijo “lo felicito Presidente por su visión, pero sobre todo por su capacidad de decisión en llegar a este lugar”.

      Fueron seis horas y media de vuelo ininterrumpido, sorteando el viento de la ruta que a veces alcanzó los 50 nudos a una altura de 22 mil pies. La tripulación de los aviones de la FACh se fueron alimentando de la información que llegaba desde Glaciar Unión, un meteorólogo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) les informaba de las condiciones atmosféricas imperantes en la zona. Un trabajo en conjunto que se inició el 5 de enero de 2013 con la realización de los primeros aterrizajes en la pista de Hielo Azul (Glaciar Unión), que cuenta con 3.120 metros de largo y 50 metros de ancho.

      El Presidente Piñera dijo a su llegada a Glaciar Unión que “Chile siempre ha tenido una vocación antártica y este Gobierno quiere fortalecer y proyectar esta vocación”. Agregó que es necesaria la aplicación de diversas medidas, una de ellas tiene relación con la construcción de una Base Antártica, “será entonces la base activa de Chile más austral en la Antártica, junto con que tiene Estados Unidos y China”.

      Como segundo punto importante, el Mandatario señaló que será trabajo de la Cancillería la creación de un Código Antártico y finalmente, dio a conocer su deseo de proyectar el turismo antártico sustentable.

      Siendo cerca de las 13:30 hrs. los aviones de la FACh aterrizaron en la pista de Hielo Azul. Las autoridades fueron recibidas por un grupo de 13 hombres, valientes soldados, liderados por el Comandante de Grupo (BA) Miguel Figueroa, quienes invitaron a los visitantes a ingresar a los domos, especie de iglú confeccionado a base de elementos sintéticos como el pvc y metales livianos, que ha sido parte del campamento, hogar de esta agrupación integrada por Personal de la IVª y IIª Brigadas Aérea, para realizar la ceremonia de bienvenida.

      Para el Comandante Figueroa es un orgullo estar en este lugar, con emoción dijo que “el trabajo ha sido en conjunto, con el apoyo de diversos especialistas que han sido responsables del éxito de la operación” Agregó “esto no ha sido fácil, porque requiere de esfuerzo y perseverancia, de un trabajo rápido y en equipo”.

      En tanto en el domo, el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, anfitrión de la jornada, puntualizó que “la Fuerza Aérea siempre ha sido pionera en la Antártica, esta experiencia viene a manifestar este compromiso. Esta operación tiene un profundo significado para mi, en lo profesional y en lo personal, ya que es primera vez que vengo a estas latitudes”. Asimismo destacó “lidero a una Institución que es pujante y que ha hecho todos los esfuerzos necesarios para lograr proyectar a Chile en el Continente Antártico”.

      “El esfuerzo que ha desplegado la Institución hace que la Fuerza Aérea se proyecte como un operador en este lugar. Me siento tremendamente orgulloso por lograr hoy por primera vez que un Presidente llegue a una base temporal en los confines de la Antártica”, agregó el General Rojas.

      Un momento especial se vivió con la entrega de diplomas a cada uno de los integrantes de la expedición, los cuales acreditaban el cruce por el Círculo Polar Antártico. Tanto el Presidente como los Ministros, funcionarios de la Presidencia e invitados especiales recibieron el testimonio que fue entregado por el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea.

      Luego, la agrupación reconoció el lugar por dos horas, mientras en los aviones el Personal Institucional preparaba el retorno a Punta Arenas.

      El esfuerzo de los mecánicos, eléctricos, tripulantes de cabina, comandos de aviación, personal a bordo y pilotos, aportaron al exitoso logro de esta operación. Así lo manifestó el Coronel de Aviación (A) Manuel Sainz, Jefe de la Agrupación aérea, “todo lo que se ha planificado ha sido logrado con éxito por el esfuerzo de todos”.

      En este sentido el Comandante del Comando de Combate, General de Brigada Aérea (A) Arturo Merino Núñez señaló que “este ha sido un trabajo minucioso de todo el Personal. Se realizó un completo estudio meteorológico, con una programación anticipada que incluyó el ingreso previo de estas aeronaves C130 a esta pista (Hielo Azul) como una forma de entrenar a la tripulación”. Asimismo dijo “siento una satisfacción muy grande al saber que la Institución puede alcanzar lugares tan remotos”.

      De esta manera, los motores del C130 arrancan y los tripulantes aéreos coordinan los últimos detalles del vuelo próximo a despegar bajo el sol con una luz que no descansa, que no conoce de oscuridad.

      http://www.fach.cl/noti_enero13.htm


      Comentario


      • #4


        Fuente El Mercurio

        Comentario


        • #5
          Interesante reportaje de TVN dentro de "la cuncuna" enterrada en el Glaciar Unión

          https://www.youtube.com/watch?v=q7-3QD9ll3U

          Recomendable.

          Saludos

          Comentario

          Trabajando...
          X