Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

50 Años de la llegada del bombardero Canberra al Peru

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Veltro_28
    respondió
    Sobre el BAC Canberra en el Perú:



    Más información en el hilo de publicidad.

    Atte

    Veltro

    Dejar un comentario:


  • kishiwada
    respondió
    Hmm
    aunque nunca pude volar en el, si pude montarme en el seman a comienzos de los noventa en alguno de ellos y sentir como literalmente sentias el avion como una extension de uno mismo, cuando jalabas los mandos sentias los cables estirarse y ver como el elevon subia el revestimiento en tela era increible amigos pilotos me hablaban de la potencia asiemtrica que a mas de uno de puso los pelos de punta...todo de punta!!!
    hacian bromas explicandonos los detalles en cada vuelo de prueba despues de cada manto al AVON que nunca se portaba igual al volver a salir, costaba trabajo el triming pero una vez dado de alta era muy confiable y las firmitas de rigor debajo del asiento y en el piso del observador, asi nos recordaban decian... bueno ya hace tantos años mas de 21 años de eso...el camberra ya no esta con nosotros pero sera recordado aun por las nuevas generaciones..
    saludos

    Dejar un comentario:


  • kishiwada
    respondió
    Hmmm
    como tributo pongo aqui un post puesto por mi hace unos años, a lo mejor algunos. sobre todo foristas nuevos no vieron
    ANGUSTIA DE UN NAVEGANTE

    El 24 de junio de 1963 durante un desfile aéreo sobre el cielo de Chiclayo, el avión Canberra B-8 No. 210 integrante de una escuadrilla de cuadro, estaba tripulado por el “Chivo” de piloto y el popular “Huevo” de navegante que volaba echado en la nariz del B-8 contemplando extasiado el velo de los otros 3 aviones; esta posición también permite en el aterrizaje gozar de una experiencia excitante, la de ver cómo se aproxima la tierra a gran velocidad.
    Terminado el desfile se hizo un pasaje sobre la cuidad de Motube y luego se en rumbó hacia la base de Chiclayo en formación de escalón a la derecha y en posición de alero externo para la aproximación visual, PITCH-OUT y aterrizaje. A media milla de la cabecera Norte, volábamos a una altura de 1,500pies y 300 nudos de velocidad, habían **** la formación el guía y el dos, cuando nos tocaba a nosotros, nos cuenta el navegante “Sentí una explosión característica de la despresuración violeta sin saber lo que ocurría llamé al piloto gritando varias veces, sin tener respuesta, comencé por regresar al asiento que está debajo de la cabina del piloto y cuando me encontraba junto al asiento giratorio del navegante, el avión comenzó a ladear el ala derecha e iniciaba una picada pronunciada, en ese momento me acordé que teníamos una altura de 1.500 pies, entonces me sobrevino una desesperación impotente y comencé a gritar: “Me matoc..”, quien sabe sea por la resignación o entrega aceptada como destino; o por la obstante que no podía ver nada el exterior, sólo atiné a nivelar el avión con el horizonte artificial, porque para el navegante es imposible operar los controles.
    Luego con un poco mas de calma pude observar que el parabrisas, que es a prueba de balas presentada u hueco de 10 a 15cm, el piloto estaba doblado sobre la palanca con la cabeza inclinada y desmayado, la cara y parte del pecho cubierta con una masa sanguinolenta, manando sangre, el casco fuera e sitio, el visor y la máscara ***** y al limpiarle la cara encontré entre sus piernas la cabeza de un gallinazo. Seguidamente zarandeada al piloto me preguntó que había pasado, solo le dije que viera donde estaba la Base porque me parecía que no veía bien, indicándome que estaba atrás y a la izquierda lo cual era correcto.
    Cuenta el piloto, que al recobrar nuevamente el conocimiento trató de saber lo ocurrido pero hasta la fecha no ha salido de asombro de ser protagonista de un impacto tan insólito como absurdo..”. Sólo creo haber atinado a reducir la potencia sin darme cuenta; porque el avión descendencia en un ángulo pronunciado pero con lentitud, así, pude leer el altímetro que estaba a 500 pies de altura. La posición de descenso del avión me permitió ver que nos encontrábamos a la derecha de la cabecera Sur de la pista de aterrizaje optando por levantar la nariz, incrementar la potencia a iniciar el viraje suave para ingresar a Pierna de Viento y tratar de aterrizar lo más pronto, porque seguía perdiendo sangre y tuve el temor de desmayarse nuevamente. Las preguntas que me hacía el navegante no pude contestarlas de inmediato, porque en esos momentos me encontraba traumatizado y hacía esfuerzos por mantenerme lúcido y sentía que estaba permitiendo la visión, además tenía el micrófono dentro de la boca y poco a poco con ayuda de la lengua pude acomodarlo y así emitir como respuesta algunos monosílabos: Si.. No.. Luego presioné el botón del micrófono, para que el navegante pudiera comunicarse con la Torre de Control y solicitar aterrizaje de emergencia, sin dar mayores detalles, porque no había tiempo y tenía que ayudarme en el aterrizaje”.

    Finalmente nos cuenta el navegante:..”Felizmente el asiento del navegante había quedado ladeado, lo que me permitió ver la dirección en que íbamos, no así la profundidad; y lo que más me preocupaba era que por esa época la línea del ferrocarril se encontraba a mayor altura que la cabecera de la pista, tenía que gritarle al piloto desesperadamente para que reaccionara, pero cuando pasé la línea del tren sentí un tremendo alivio, la restablecida fue alta, flotando un poco el avión, me sujeté fuerte al asiento ya que no estaba a la pared del lado derecho y era que el avión se estaba revirando y asiéndole de la pista en un ángulo de 30 grados y como la tierra de la bermas estaba fofa, el avión pudo frenarse poco a poco hasta parar. El piloto cuando tocó tierra en vez de reducir el acelerador cortó las laves de alta y se paró sobre los frenos hasta que no pudo más y quedó desmayado”.
    Si este hecho impredecible hubiera tenido otro desenlace, las especulaciones habrían tenido una noción diferente, pero a través de este relato se libera de cualquier conjetura, porque el causante simplemente ha sido un insignificante gallinazo comparado con un avión Canberra, pero el peligro que representa un impacto en el aire tiene tal magnitud que los que alguna vez han experimentado impactos tratarán de evitar que esto suceda.
    La vida de los pilotos está siempre salpicada de profundas y singulares emociones, generalmente cuando se encuentran volando cobijados en el silencio del espacio tiene la oportunidad de contemplar con admiración la sobrecogedora belleza esparcida por la naturaleza; pero cuando la tranquilidad del vuelo es interrumpida por hechos inesperados que provocan la consiguiente tensión nerviosa acompañada del temor, se rompe el equilibrio y sobreviene la ofuscación y la voluntad se va debilitando para afrontar las circunstancias. Pero todos los pilotos profesionales siempre están listos para afrontar las circunstancias. Pero todos los pilotos profesionales siempren están listos para afrontar cualquier peligro porque han sido preparados para soportar la tortura del miedo, que es un constituyente de la naturaleza humana y nunca dejan de tomar nuevas fuerzas para dirigir, guiar, resolver o burlar los confusos presagios que siempre habrán de presentarse.
    Se divulga esta experiencia para resaltar que en este caso el navegante también era piloto y pudo actuar en forma eficiente, pero; también creemos que es de suma importancia para la seguridad que las tripulaciones conformen un equipo coherente y profesional, es decir que el navegante conozca lo suficiente de los controles del avión.

    Dejar un comentario:


  • Veltro_28
    respondió
    Estimado Loquito

    Por restricciones de espacio el texto es mas bien descriptivo y abarcando los detalles necesarios dado el formato del libro. Me hubiese encantado incluir en esta presentación las numerosas anécdotas de oficiales y personal subalterno que tengo a mano....pero descuida, habrá oportunidad.

    Fotos inéditas, eso si pueden esperar!

    Salut

    Veltro

    Dejar un comentario:


  • Loco
    respondió
    Gracias brother
    sabes?
    creo que si incluyen algunas anecdotas, de esas fantasticas de los que las han vivido
    seria un gol de media cancha
    pero sea como sea, me muero de ganas por tener ese libro en mis manos
    ponme en la lista por favor
    gracias otra vez

    el loco.

    Dejar un comentario:

Trabajando...
X