Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Preguntas curiosas acerca de la F A P

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • #76
    LA PRIMERA TRAVESIA DE LOS ALPES

    S
    UBITAMENTE, el tiempo se embelleció. El viento viró hacia el Este, permitiendo así que surgiera la esperanza de un día propicio a la travesía de los Alpes.
    A las once de la mañana, la atmósfera estaba limpia de nubes y las montañas cercanas a Briga se destacaban con nitidez.

    Desde las nueve de la mañana Chávez y Weyman se encontraban sobre el terreno de partida. Los informes que han recibido del lado italiano son excelentes. Uno de los camaradas de Chávez, el simpático Duray, aviador también, aconsejaba vivamente al campeón de ponerse en ruta. Este telefonea a Cristiaens que se encuentra ubicado sobre el Simplón, que le sugiere no arriesgar todavía; el viento era bastante fuerte del lado de las gargantas de Gondo. Chávez quiere cerciorarse por sí mismo. En un potente automóvil, asciende hasta el cuello del Simplón y regresa después de una ausencia de dos horas.

    Esto es, -dijo- ¡partimos!. En el mismo instante Weyman hizo un ensayo y aterrizaba de regreso después de tres minutos de vuelo: su aparato no le había satisfecho completamente.

    Ayudado por su mecánico Mazeran y su devoto manager. Chávez coloca su monoplano en los confines del terreno de partida. Como en aquel otro día va vestido de cuero. Se instala cuidadosamente, inspecciona su termómetro, el contador d revoluciones, la carta, pasa el barómetro en torno a su cuello. En esos preparativos emplea más de un minuto.

    --“Vamos, Mazeran” – dice bruscamente.

    El mecánico hace girar la hélice; el motor arranca; Chávez se coloca los anteojos y su casco de cuero, haciendo a continuación la señal de partida, elevando los brazos.

    Los ayudantes sueltan el aparato que recorre a toda velocidad, despega rápidamente y se eleva en el azul límpido. Es un espectáculo maravilloso.

    Al igual que otro día, el monoplano tomo altura fácilmente. Primero describe un gran circulo sobre Briga y Rhone, vuelve sobre el terreno de aviación planea en sentido opuesto, cerca de los confines del glaciar de Aletsch, describe una curva más corta, se remonta aún por una tercera curva y enfila directamente hacia las crestas del Simplón sin el menor movimiento de cabeceo, dando una impresión admirable de seguridad..

    Habiendo comenzando en vuelo a la una y media a la tarde, el aviador se dirige hacia los Alpes a la una y cuarenta a una altura aproximada de 2,500metros y, a la una y cuarenta y cinco, desapareció de nuestra vista mientras una llamada telefónica nos avisa inmediatamente que Chávez pasaba sobre la cresta del Simplón, donde es aclamado por una centena de curiosos que admiraban ese magnifico espectáculo.

    La emoción en intensa en el público del aeródromo, el cual sólo es informado mediante el teléfono y que sigue con el pensamiento la audaz empresa del aviador.

    Chávez sigue en líneas rectas por las gargantas del Gondo para alcanzar Italia. Lo vimos en Isella, planeando a cerca de 2,000metros de altura; después en Varzo. En fin, desemboca en el inmenso circulo del valle de la Toce, descendiendo rápidamente hacia tierra.

    Súbitamente el Comandante de la gendarmería sale triunfante de la cabina privada.
    -Pasa sobre Monscera –Esto- Ha terminado.
    -Es victoria.
    Son las dos de la tarde.
    Volvemos a escuchar la campanilla que repiquetea.
    -Chávez- repite al Comisario de Deportes que se encuentra en el receptor – acaba de pasar sobre Domodossola, y de aterrizar sobre el terreno situado a tres kilómetros de la villa a la dos horas y once minutos de la tarde.

    Esta es la travesía de los Alpes ha sido hecha en cuarenta minutos. Entusiasmados, por los suizos aplauden formidablemente.

    Pero la campanilla del teléfono vuelve a sonar – No sabemos, dice la voz lejana, si Chávez ha aterrizado bien. Hemos creído ver el aparato aplastarse sobre la tierra. Puede ser que solo sea una impresión. Vamos a cerciorarnos.

    A partir de ese momento, la ansiedad hizo presa de nosotros. ¿Qué ha pasado? Bien pronto supimos la verdad: el aparato ha capoteado en el momento de aterrizaje: Chávez está gravemente herido.

    En fin, la mala noticia viene a quitarnos toda esperanza: el aviador tiene las piernas rotas. Se le transporta al hospital.

    Un testigo del vuelo, cristianes, el aviador belga, quien desde le cresta del Simplón, fue testigo del vuelo de Chávez, dice que el paso del avión sobre esas zonas salvajes fue tan emotivo, tan bello, tan emocionante que lloro. El monoplano se, perfilaba sobre las cimas del macizo del Simplón cubiertos de nieve. Después dominó los remolinos debajo de los cuales el torrente descendía en cascadas. Varias veces descendió hasta legar a la altura de las rocas que bordean el valle encajonado y la blancura de sus alas se destacaban admirablemente sobre el fondo sombreado de las montañas.

    -Nada puede ser comparado al esplendor de ese espectáculo. “En mi vida he visto nada más bello” resumía Cristianes.

    Chávez quiso aterrizar sobre el terreno de reavituallamiento situado a los tres kilómetros de Domodossola. Voló sobre las villas, sobre la estación; la parte delantera del avión estaba inclinada hacia tierra.

    Duray, desde la pradera en que se encontraba, le vio hacer un vuelo planeado a mil metros, cortando de tiempo en tiempo el encendido del motor. Iba a aterrizar cuando apercibió un pequeño camino que bloqueaba el terreno. Vuelve a acelerar para franquear es pequeño obstáculo.

    Y sucede entonces, cuenta el mecánico del héroe un fenómeno que me hiela de horror. Súbitamente, Vi que las dos alas del monoplano se aplastaron para adherirse a lo largo del fuselaje.

    Chávez se encontraba a una decena de metros; cayó como una guijarro en un montón de tela y de madera. Me precipité hacia él. De inmediato no lo veía; pero, levantando una ala, lo percibí recostado sobre un lado; la sangre le manaba de la boca.

    Se había desvanecido. Lo retire de ahí ya que vinimos rápidamente en su socorro; lo instale sobre un cojín de automóvil y lo transportamos al hospital.

    El aparato, herido de muerte, aún reposa sobre la pradera. Es un laberinto inextricable de madera rora; de tela desgarrada; de hilos arrancados y de tubos de acero retorcidos.
    Solo el motor, quizás pueda servir. Sin embargo, a pesar de todo ese destrozo, se ha conseguido salvar el barómetro que Chávez llevaba pendiente del cuello. Hay un pequeño punto de marca 2,300metros, pero parece que el aviador ha ascendido a 2,500metros.

    El Alpe vencido se ha vengado del héroe alado.

    LAS NOTICIAS

    Los principales diarios de Italia y Suiza dieron cuanta de la hazaña de Jorge Chávez y si glorioso holocausto

    AVIADOR PERUANO GRAVEMENTE HERIDO

    Roma, septiembre 23,- El aviador peruano Jorge Chávez se elevo hoy pera cruzar los Alpes, pero al descender, cerca de Domodossola, una ráfaga de viento lo echo violentamente a tierra. El aeroplano se volcó y Chávez quedó debajo el del motor. Cuando se le saco de allí, los médicos comprobaron que se había **** el fémur, al lado izquierdo la contusión es grave.

    Briga, septiembre 23,- Chávez recobro el sentido después de un gran rato que estuvo privado a consecuencia del golpe. Cuando pudo hablar se quejo de que sufría mucho. Los médicos han constatado también que tiene fracturada la pierna derecha y que necesitará a lo menos cuarenta días de curación.

    TRIUNFO DE CHAVEZ

    Domodossola, septiembre 24,- El aviador peruano Chávez ha experimentado alguna mejoría. El Dr. Rodiola, uno de los médicos que lo asiste, dice que quedará curado pronto.
    El Comité de Aviación de la prensa ha adjudicado a Chávez el premio ofrecido, consistente en 50,000libras.
    Chávez ha sido trasladado con delicadas precauciones del lugar de la catástrofe al hospital. El viaje se hizo despacio, para mortificar lo menos posible al herido.
    Dice el intrépido aviador que la corriente de aire venció la resistencia del motor y que no pudo dominar el aeroplano; después cayó, pero no recuerda el momento de la catástrofe.
    Se va a levantar una suscripción de diez céntimos de cuota para erigir una columna de granito en el valle de Ossola, en recuerdo de la hazaña del aviador peruano.
    Paris, septiembre 24,- El Aero Club ha enviado un mensaje de felicitación a Chávez, deplorando a la vez que la suerte no le hubiera sido completa y hubiese coronado su hazaña, bajando al otro lado de los Alpes sano y salvo.
    En los círculos de aviación se estima la hazaña de Chávez como la más atrevida en la historia de la aviación aérea.
    Briga, septiembre 24,- El tiempo fue magnifico y sin nubes cuando Chávez se elevo ayer hasta la altura de 900metros a poca distancia de Briga. También se hallaban presentes Weyman, Paillete, Cattaneo y Taddeoki. Chávez se elevo a la 1.30pm y después de varias espilares ascendió resueltamente, pasando a la cumbre del Simplón a la 1.46 con rapidez de un tren expreso, llegando a las 2.11pm, muy cerca de Domodossola, a las 3.20pm cuando iba descender ya a una altura solamente 10 metros, sobrevino un golpe de viento y volcó el monoplano con ambas piernas fracturadas y con graves contusiones internas. Chávez quedó bien desmayado y fue conducido al hospital, después de una hora en este establecimiento, recobro los sentidos, pero sufrió terriblemente; los médicos son de parecer que sanará dentro de cuarenta días. El monoplano resulto completamente destruido.
    Se ha comprobado que el accidente fue debido al hecho de halarse debilitadas, por demasiado uso, las dos alas, y que estas se doblaron ante la fuerza del gran golpe de viento que sobrevino.
    Según el boletín del Dr. Devechia resulta que Chávez tiene la pierna izquierda fracturada arriba y debajo de la rodilla, y la derecha solamente debajo de la rodilla.
    Paillete se elevó más tarde siguiendo viaje en dirección a Milán.
    Weyman no pensaba ascender ayer, solamente, pues, en vista del fuerte viento, creyó que era más prudente descender, y bajo cerca de Briga.
    Cattaneo, Dufaux y Taddeoli, no ascendieron.

    att
    kishiwada
    -------SI QUIERES LA PAZ, PREPARATE PARA LA GUERRA----------

    Comentario

    Trabajando...
    X