Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

El 14-Bis vuelve a volar

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • El 14-Bis vuelve a volar

    Após cien años el 14-Bis de Santos-Dumont vuela novamente




    El 14 Bis vuela, como hace 1 siglo

    Aficionado por la historia de Santos Dumont construye copia exacta del avión que revolucionó el mundo en 1906

    Valdir Sanches

    No era el gramo del Campo de Bagatelle, en París, pero la pista de un aeropuerto moderno, lo de Caldas Novas, en Goiás. El 14 Bis se posicionó, con su estructura de bambu y madera, cubierta por seda. En el cesto de mimbre - el lugar del piloto - estaba un empresario goiano, apasionado por Santos Dumont y su obra. El 14 Bis construido por Alan Calassa es una copia perfecta del original. Quién lo ve puede hallar, por un momento, que está delante del propio avión del Padre de la Aviación. Pero la pregunta se queda zumbando en la cabeza: va a volar? El sol ya estaba bajo - eran casi 6 de la tarde (18 horas) del lunes - cuando el motor del 14 Bis de Calassa comenzó a roncar.

    Va a volar? El avión se mueve. Súbitamente comienza a correr y... despega. Un vuelo corto (otros más largos se seguirían), parecido con el primero de Santos Dumont, en 23 de octubre de 1906, en Bagatelle: 75 metros, la 3 metros del suelo. Cien años después, el 14 Bis estaba de vuelta a los cielos.

    Cuando inició la carrera para la decolagem, en Bagatelle, el 14 Bis de Santos Dumont era un vehículo motorizado corriendo por el gramo. Nada que un automóvil (inventado dos décadas antes) no pudiera hacer. Lo que, entonces, el brasileño añadió a la máquina, que la hizo volar?

    SECRETOS

    Alas, simplemente, no bastarían. Es verdad que Dumont (como ya hube hecho De la Vinci) había estudiado profundamente la curvatura de las alas de los pájaros. Las del 14 Bis tenían una angulación (formando una V) muy fuerte. Y el ángulo de incidencia, para hacer el viento entrar por bajo del ala, y forzarla para encima, era perfecto. Todo favorable para el vuelo. Desde que ese ocurriera.

    La parte fundamental para la decolagem me quedaba en la proa, el frente del avión. El cuerpo del 14 Bis no partía de las alas para tras, como los futuros aviones. El cuerpo se desarrollaba de las alas para el frente. En la punta de ese cuerpo, se destacaba la nariz, un cuadrado acordando un caixote vaciado.

    Dumont instaló, en la cabina de comando (un cestito de mimbre, sólo para uno, flaco), lo manche. Una palanca que, por medio de cabos de acero (en la verdad, cuerdas de reloj de iglesia) hacían el caixote allá en el frente moverse para encima y para bajo.

    Para encima, inducía el viento a levantar el frente del avión - y bajar la trasera, la popa. O sea, dejaba el avión apuntado para el alto. El motor lo impulsaba en ese sentido. Así, el 14 Bis voló.

    Una vez en vuelo, era preciso controlar el avión para que no saliera para la izquierda o para la derecha. Dumont giraba una ruedacita quitada de una máquina de costura (con eje de bicicleta), instalada junto de la cestita. Así comandaba cabos de acero para obligar el féretro vaciado a moverse - ahora para un lado o para el otro. Con eso, mantenía el avión en línea recta.

    Pero el avión en vuelo podría bajar una ala, u otra. Santos Dumont creó un comando para controlar esos movimientos, pero tenía un problema. Le faltaban manos. La mano derecha controlaba lo manche y premia el acelerador a ella acoplado. La izquierda manejaba la ruedecita de máquina de costura.

    El inventor creó entonces una cruzeta, que iba cosida al saco. La cruzeta tenía elásticos conectados a cabos de acero. Estos hacían abrir o cerrar un panel (en el patrón bambu y seda), instalado en el fin de las alas. El viento recibido en el panel abierto corregía la posición del

    ala. Y como Dumont accionaba los elásticos presos a las su espalda? Moviendo el cuerpo. Inclinaba el cuerpo a la derecha o a la izquierda, el elástico estiraba, accionaba el cabo de acero y hacía el panel abrir o cerrar en el ala de la izquierda o de la derecha.

    ESTUDIO Del PASADO

    Alan Calassa estudió cuidadosamente esos mecanismos usados por Dumont. En la verdad, partió del cero, porque la planta del avión ya no existe. Corrió mundo, leyó mucho, investigó y tuvo el apoyo de especialistas.

    A los 43 años, piloto hace 27, sin formación universitaria, pero desde la infancia fascinado por Santos Dumont, Calassa consiguió rehacer el proyecto (la planta) del 14 Bis. "Comparando fotos, partí de la altura de Santos Dumont, y de las ruedas del avión, de aro 26, para calcular las medidas exactas."

    El 14 Bis tiene 9,6 metros de largura, 11,7 metros de envergadura (de una punta la otra del ala) y 3,72 metros de altura (en las puntas de las alas). Pesa 220 kilos. En prenda de que las medidas de la réplica son las mismas del original, Calassa habla del cesto de mimbre donde el piloto se queda. "Después de todo pronto, descubrí que el cesto original estaba en Cotia. Fui lo medís y constaté que tenía la exacta medida del cesto que construíra."

    Todo muy bien, pero como se hace un 14 Bis? Calassa consiguió, en el País, caña-de la-india, un tipo de bambu común en Europa. Y el frejó, madera leve y resistente. Con el primero, hizo el féretro céntrico, el cuerpo del avión. Con el otro, la cuna del motor y del cesto (para magros: 25 centímetros de boca).

    El féretro céntrico fue recubierto por seda japonesa. Para impermeabilizarla, Calassa, como Dumont, engomou-a con un engrudo a la base de polvilho, el mismo con que, antiguamente, se engomavam paletós. Después, una fina capa de almidón-laca.

    Del mismo material fue construido la nariz del avión, el cuadrado que se acuerda féretro vaciado (y sugiere un pico y, por eso, fue llamado canard, pato). A continuación, alas: cuatro longarinas de madera y caña-de la-india trançadas con cuerdas de piano y reloj de iglesia, recubiertas por la seda. Todas las piezas fueron hechas separadamente. Unidas (con uniones metálicas) comenzaron a dar cara al 14 Bis.

    Lo manche original era la palanca de freno de mano del Peugeot del propio Santos Dumont. Calassa usó palanca más convencional. En lo manche, está instalado el acelerador manual. Con la mano derecha, Dumont, como Calassa ahora, maniobraba lo manche y apretaba el acelerador (en la réplica, un manete de Mobilete).

    Calassa colocó rueda pequeña de bicicleta en el lugar de la de máquina de costura, usada por Santos Dumont (que comanda cabos e impide el avión de salir hacia los lados). Las dos ruedas de lo que hoy se llama tren de aterrizaje también son de bicicleta, con eran las originales.

    Y los elásticos presos al cuerpo del piloto, para mover el panel existente en cada una de las alas (y evitar que ellas bajen), dispensaron la cruzeta cosida al paletó. Calassa hizo dos alzas, que se cruzan en el pecho, como quien usara dos bolsas.

    MOTOR Y HÉLICE

    El motor es una V8 de 50 hp. Dumont mandó un amigo construir. Calassa hizo el mismo, observando rigurosamente la concepción original. La hélice es formada por dos tubos de acero y las palas, de chapa de aluminio, en las puntas. El inventor creó una mecanismo para regular el paso de la hélice (mientras más abiertas las palas, más cogen viento, más giran y más velocidad proporcionan). "Él ajustaba la hélice para dar el giro correcto en el motor", dice.

    El motor de Dumont era accionado por manivela (Calassa gira la hélice). El 14 Bis usado por el empresario para entrenamientos (otro va a volar en los festejos de este año en París) posee un cesto mayor que el original. Dumont pesaba 52 kilos. Calassa tiene 105 kilos. No ve problemas. "El cesto es el centro de gravedad del avión. Puede poner peso de más, que todo bien."

  • #2
    Video donde aparece el primer vuelo del más pesado que el aire (sin catapulta, trillos de ferrocarriles, o impulso cierro abajo), hecho por el brasileño Alberto Santos Dumont.
    Esto ya habia sido posteado, pero fue borrado por ocasión del ataque de los hackers a nuestro foro.
    Saludos desde Brasil y buena Páscoa para todos.
    Marino

    http://www.santosdumont.14bis.mil.br..._dumont_cd.mpg

    Comentario


    • #3
      La hija de la aviación
      Brasileña volará en los cielos de París a bordo de réplica del 14 Bis construida por el padre en Caldas Novas
      Renato AlvesCaldas Novas





      Una bella y tímida morena goiana, de 23 años, nacida y creada en la pequeñina Corumbaíba, tiene la misión de repetir uno de los mayores hechos de la humanidad. En la tarde de 23 de octubre próximo, Aline Hallenn de Paula Calassa volará en los cielos del Campo de Bagattelle, en París, a bordo de una réplica perfecta del 14 Bis. El día y el local son los mismos del histórico primer vuelo de un equipamiento más pesado que el aire. El hecho del minero Alberto Santos Dumont completa 100 años de aquí la cinco meses. Aline intentará reconstituir la hazaña a bordo de la copia del avión rudimentar del inventor brasileño. La réplica del 14 Bis fue desarrollada por el padre de la goiana, el empresario Alan Calassa, 45 años, que hace cuatro años se dedica al proyecto de reconstrucción de la aeronave pionera para conmemorar el centenario de la conquista de Dumont.

      Aline sólo supo que representará el padre de la aviación hace 15 días. Desde entonces, ella intensificó los entrenamientos en el aeropuerto de Caldas Novas (GO), donde su padre tiene un hangar y guarda tres réplicas del 14 Bis. “Comencé a pilotar el 14 Bis hay un año, para ayudar mi padre en las pruebas, pero la aeronave aún me asusta a causa de su fragilidad”, cuenta Aline. La chica reconoce algunas de sus deficiencias en el vuelo. “Tengo que adaptarme a los vientos fuertes”, dice. Así como el original, el 14 Bis de los Calassa pesa sólo 200kg y es hecho de bambu y revestido de seda. Las ruedas sonde bicicleta, aro 26. Todo el comando es manual, con piezas de máquinas de costura La dirección muda por medio de una ruedacita, de aquellas que giran la correa de las antiguas máquinas de costura.

      A medida
      Para controlar el avión, además de la habilidad es preciso usar mucha fuerza. La inclinación de las alas, que da estabilidad al vuelo, es hecha por medio de coordinas pasadas por el hombro, como una alza. “Mis hombros son como una continuación de las alas”, explica Aline, del alto de su 1,65m. Ella pesa 54kg.Las medidas de la chica fueron determinantes en la elección del piloto que hará el papel de Santos Dumont. El inventor pesaba entre 49 y 52kg y tenía 1,52m de altura La cabina “” del 14 Bis fue construida por Dumont a medida para él aún. En la verdad, el espacio reservado al único ocupante del avión es un cesto de bambu, con 0,93m de profundidad y 0,75m cuadrados de piso isoso y de bordillo. Como sus medidas no se ensamblan en el zulo y él no quería abrir mano de cada detalle para hacer la réplica más prójima del modelo original, el gordo Alan Calassa dio lugar a la hija.

      En principio, el piloto de la réplica del 14 Bis sería un profesional experto, contratado por Alan. Pero él no consiguió quitar el avión del suelo, después de meses de tentativas en el aeropuerto de Caldas Novas, entre el fin de 2004 y el inicio de 2005. Inmediatamente enseguida, Alan, que había participado de todo el proceso de construcción de la aeronave, decidió también hacer las pruebas de las réplicas. Inmediatamente en la primera tentativa, el empresario consiguió volar sobre Caldas Novas con una de sus copias del 14 Bis. “Creo que el hecho de conocer cada detalle de la aeronave me ayudó a hacerla despegar, pues la operación requiere una técnica única”, comenta Calassa. Desde entonces, él pasó a alternar el comando del avión con Aline.

      El sueño de Alan Calassa en ver un brasileño repetir la hazaña de Santos Dumont, con un vuelo de 65m de distancia la 3m del suelo sobre París, ya costó R$ 1,5 millón al empresario. Hay sólo un año, consiguió el primero (y hasta ahora único) patrocinio en dinero para disminuir los gastos con las exposiciones de las réplicas del 14 Bis por el país. El apoyo viene de la Embraer. La importancia del trabajo del empresario aún no es reconocida en la ciudad ni en el estado donde fueron construidas y son guardadas las copias del avión de Santos Dumont. “La idea era mostrar al país quien fue Dumont, un héroe brasileño. Para tal, me gustaría construir aquí en Caldas Novas un museo, pero aún no conseguimos un compañero”, lamenta Calassa. Las campañas publicitarias del municipio no hacen cualquier referencia al proyecto.

      Aún sin recursos oficiales, él pretende construir réplicas también de los dirigibles proyectados por Dumont antes del 14 Bis. En medio a los entrenamientos en el aeropuerto de la ciudad goiana y a las exposiciones país afuera, el empresario construye una copia del Globo nº 9 de Dumont. “Era el globo más famoso y glamoroso del inventor. Dumont lo usaba para pasear por París, visitar los amigos”, cuenta Calassa. El empresario se basa sólo en fotografías para reconstruir el dirigible, misma referencia que tuvo del 14 Bis. En la primera fase del proyecto, pasó 40días en París, durante 2002, buscando documentos sobre el 14 Bis y Santos Dumont. “No encontré ninguna planta de esa o de otra aeronave de él. Sólo las fotos y relatos en papel, como periódicos”, recuerda.

      En el caso del 14 Bis, el dibujo de la réplica partió del cesto, la única parte que sobró del avión, destruido por Santos Dumont después de vuelo fracasado en 4 de abrilde 1907. En esa fecha, la aeronave batió fuerte en el suelo después de un accidente aéreo. El inventor y piloto nada sufrió, debido a la baja altitud y ala poca velocidad — el 14 Bis no pasaba de 45km/h. El cesto fue encontrado en un museo del interior paulista. A partir de él, Calassa trazó las medidas de las demasiadas partes del avión. El proyecto también fue hecho con perspectivas sobre las fotos de los vuelos del avión en París.

      Desde niño
      Esa no fue la primera obra de ingeniería de aviación del empresario goiano, dueño de una tienda de decoraciones en Caldas Novas. La pasión de Calassa por aviones surgió cuando él tenía 9 años. En la época, encontró un libro sobre construcción de aviones en el acervo que su padre, un vendedor de calzados, donaría a la biblioteca de Corumbaíba, ciudad distante 50km de Caldas Novas. “Inmediatamente me interesé por aquello y decidí construir un avión monomotor con un amigo un año más viejo”, dice Calassa. Por seis meses, él, el amigo Newton Sjobom y más otros vecinos del interior goiano juntaron latas de todo tipo. El padre de Alan donó los rebites. Una escalera de madera de la tienda del padre del pequeño inventor volcó el cuerpo del avión. En poco tiempo la aeronave ganó forma. Faltaba el motor. La solución salió del pequeño cine que el abuelo de Newton mantenía en Corumbaíba.

      Al fin de la matinê de domingo, Alan y el amigo “cogieron prestado” (sin el dueño saber) el motor del generador del cine e instalaron en el prototipo de avión Pero él nunca despegó. Newton conectó lo y él se desprendió del avión. Voló teja de galpão e inmediatamente el padre y el abuelo de Newton aparecieron. “Llevamos una paliza y el avión fue desmontado”, se acuerda Alan, que retomó el sueño casi 30 años después. Newton, que vive en Estados Unidos, donde tiene taller mecánico, podrá ver el 14 Bis del amigo en 24 de julio, cuando una de las réplicas será expuesta en aquel país, en la mayor feria de aviación del mundo. Los brasileños tendrán la oportunidad de apreciar la reliquia en la capital brasileña en 7 de septiembre y en octubre, antes del vuelo centenario en París. (RA)

      Comentario


      • #4
        Originalmente publicado por Marino
        Muito lindo mesmo, ele estava aqui em goiânia pena que não tirei fotos

        Comentario


        • #5
          Quando estiver em Brasília vou tentar fotografar.

          Comentario

          Trabajando...
          X