Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Tacticas Efectivas Contraguerrilla..

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • TERABYTE
    respondió
    Concuerdo plenamente con CT_Nemo, la queja ya esta con la Administracion y esperemos por lo menos una llamada de atencion para Onyx y especialmente que recapacite sobre la intencionalidad negativa e injuriosa de sus aportes y la calidad de sus fuentes.
    Aqui no creemos en la dizque seriedad de "mocos_y_babas" punto net que este forista insiste en citar para apoyar sus infamias.

    Dejar un comentario:


  • CT_Nemo
    respondió
    ¿Hasta cuando tendremos que soportar a Onyx atacando al Estado Colombiano?, ¿acaso no es este un foro de temática militar?

    Dejar un comentario:


  • economista
    respondió
    La guerrilla colombiana proviene de los fmosos caniaguaros y bandoleros que asolaban las areas rurales en los años 50 al 70. Algunos grupos fueron financiados por Fidel Castro y se fueron convirtiendo en guerrillas comunistas hasta que Castro dejo de darles plata y se asociarion con los narcos.

    Han habido muchos años en los que los recursos aportados por los narcos a la guerrilla han sido varias veces superiores a los que el estado le ha dado a sus fuerzas armadas para combatirlos.

    Con el Plan Colombia, la tortilla se ha dado vuelta. Pero ahora tenemos noticias de que hay un nuevo financiador y auspiciador, el heredero de Castro.

    Dejar un comentario:


  • THE_ROOKIE
    respondió
    El problema de la guerilla en Colombia no es solo un problema militar. Si Colombia quisiera, hace rato podrian haber derrotado a las FARC en el campo de batalla.

    Dejar un comentario:


  • Roland
    respondió
    Fundamentos de la Lucha ALVARO URIBE PDTE Colombia: 2007

    acabábamos de tener una elección presidencia, el 30 por ciento de los colombianos sufrían directamente los rigores de la guerrilla y del paramilitarismo, y el 70 por ciento restante de la Patria lo sufría de alguna manera más directa, o más indirecta.

    Me parecía la situación de Colombia semejante a la de la Francia de la ocupación alemana: se hablaba de Francia como nación, pero había que reconocer que el Estado que ejercía allí era el Estado invasor, el Estado alemán. Había perdido Francia su Estado, la capacidad de gobernar su territorio.

    Había perdido el Estado colombiano la capacidad de gobernar en muchas regiones, quedaba la Nación colombiana una especie de nación que empezaba a ser dominada por un Estado invasor: el Estado de los terroristas, guerrilleros y paramilitares.

    Empezamos con nuestra política de Seguridad Democrática, empezamos la tarea de combatir por igual guerrilla, a paramilitares, para devolverle al país la tranquilidad. Hemos avanzado, no obstante lo que falta.

    El país en medio de sus problemas, sin ser un paraíso, va mostrando progresos en diferentes áreas, va tomando una ruta de más confianza, de mayor optimismo.

    Surgieron procesos de paz. Venían de la administración anterior unos diálogos a través de la Iglesia Católica con el paramilitarismo, y a través de Cuba, con el ELN.

    El nuevo gobierno dijo que el énfasis era la seguridad, pero que estaban abiertas las puertas al diálogo, a condición de que hubiera cese de hostilidades.

    A los pocos meses de instalado ese gobierno, los grupos paramilitares -como equivocadamente se les denomina- hicieron saber a través de la Iglesia Católica su propósito de entrar en cese de hostilidades, para avanzar en un proceso de paz. Sintieron la decisión del gobierno de combatirlos.

    Este es el gobierno que llegó a enfrentarlos. Antes se hablaba de ellos pero en voz baja, al único que se le decía de manera pública “paramilitar”, era a mí, por razones políticas de enfrentarme. A los otros se les temía. Hoy no se les teme, gracias a que la Seguridad Democrática les ha dado protección eficaz a nuestros compatriotas.

    De ellos se hablaba en cócteles, pero no se les desafiaba en público, y el Estado no cumplía la tarea de combatirlos.

    Nuestro gobierno dio de baja 1.700, encarceló tantos como pudo, se abrió paso el proceso de paz. Hemos desmovilizado en estos años 43 mil integrantes de grupos terroristas, 32 mil – 33 mil de los paramilitares, 10 mil de las guerrillas. Eso no tiene antecedentes.

    El M-19 desmovilizó 900 personas, entregaron 270 armas, sumémosle a esas 900, dos mil del EPL, unos pocos del Quintín Lame, otros pocos de la Corriente de Renovación Socialista, y no suben a 5 mil. En nuestro gobierno, desmovilizados 10 mil guerrilleros y 33 mil paramilitares.

    Hoy, en un proceso de reinserción complejo y costoso, 43 mil desmovilizados equivale a tener dos municipios de la Patria con una población ciento por ciento desmovilizada. Solamente eso muestra la complejidad de este programa.

    En efecto, cuando recientemente discutíamos el acto constitucional para modificar la fórmula de Transferencias a las regiones, encontramos que casi 800 municipios de la Patria tienen en promedio menos de 25 mil habitantes.

    Cuando se hizo el acuerdo del Viernes Santo de 1998, en Irlanda del Norte, se informaba al mundo que los terroristas irlandeses eran 118, en Colombia 60 mil. Se informaba al mundo que entre 1923 y 1998 esos terroristas habían provocado 3 mil 200 asesinatos en Irlanda. En ese año 98, en mi ciudad de Medellín y su área metropolitana, casi 5 mil asesinatos en un solo año.

    Avanzamos con la Seguridad Democrática, y avanzamos con el proceso de paz. Hace cinco años parecía imposible que don Manuel Marulanda, y don Jorge Briceño, y don Carlos Castaño y compañía, perdieran poder en Colombia. Parecía imposible que cinco años después tuviéramos a don Manuel Marulanda, a don Jorge Briceño, conocido como el “**** Jojoy”, y a sus compinches, buscando escondites día y noche en la selva.

    Hace cinco años parecía imposible que cinco años después tuviéramos a los jefes del paramilitarismo, en aquel poder, en aquella riqueza, en aquella ostentación, en la cárcel o fugitivos. Pero lo hemos logrado, lo hemos logrado con el heroísmo de los soldados y policías de la Patria, con el apoyo permanente del pueblo, que ha alimentado la condición inquebrantable de nuestra voluntad de derrotar a los terroristas.

    No hemos ganado, apreciados compatriotas, pero vamos ganando, y ganaremos, porque la historia de la humanidad siempre le ha dado a la razón a las democracias, que de buena fe, se quieren deshacer de la pesadilla del terrorismo.

    Aparece ahora un obstáculo. En los paramilitares tenemos la mayoría de los líderes en las cárceles. Han reincidido, de los 33 mil desmovilizados, unos 3 mil. De ellos, hemos llevado a la cárcel alrededor de mil y se le ha dado de baja a casi 500. Los que están fugitivos, son perseguidos severamente por el Estado, por la Fuerza Pública.

    Yo diría que hoy no hay paramilitarismo. ¿Por qué se hablaba de paramilitarismo? Porque existían unas fuerzas irregulares, que querían llenar el vacío del Estado para combatir la guerrilla. Hoy la guerrilla no es combatida por organizaciones privadas ilegales, solamente es combatida por el Estado. Por eso afirmamos que no hay paramilitarismo.

    Hemos recuperado lo que nunca debimos perder: hemos recuperado el monopolio de la fuerza del Estado para combatir los grupos criminales.

    link: http://web.presidencia.gov.co/sne/20...6/15262007.htm

    P.D: Creo En la capacidad moral de EC, pero mientras las poblaciones no cuenten con un minimo desarrollo, estas seguiran el primer modelo que les prometa el cielo....
    Editado por última vez por Roland; https://www.defensa.pe/member/1555-roland en 02/10/2007, 21:04:34.

    Dejar un comentario:

Trabajando...
X