Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

La Batalla Naval de Jambelí

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • La Batalla Naval de Jambelí

    Extracto de Diario La Opinion, Machala - Ecuador
    http://www.diariopinion.com/local/ve...o.php?id=16842

    Los ecuatorianos recordamos este día una de las fechas gloriosas del calendario cívico nacional. Hoy se cumplen 65 años de la gloriosa gesta del Combate Naval de Jambelí, librada el 25 de julio del 1941, cuando el cañonero “Calderón” tripulado por 60 valientes en desigual combate derrotó al destroyer “Almirante Villar”, buque insignia de la Armada de Guerra peruana, en aguas del canal de Jambelí, frente a las costas orenses.
    Ante la invasión de tropas peruanas a la provincia de El Oro por parte de fuerzas del ejército peruano, en una guerra no declarada, ante la presión popular de los ecuatorianos el gobierno nacional decidió movilizar tropas que refuercen la heroica resistencia de los escasos soldados que guarnecían nuestra frontera sur.

    Con esta finalidad, la noche del 24 de julio de 1941 salió desde Guayaquil un convoy integrado por tres buques de cabotaje (“Vapor Olmedo”, “La Pinta” y el “Dayse Edith”) transportando a cerca de 300 jóvenes guayaquileños que pedían armas para defender a su país.

    Las motonaves salieron con rumbo a Puerto Bolívar siendo escoltados por un pequeño buque cañonero de la Armada nacional denominado “Calderón”, que llegó a su destino a las 06H00 de la mañana siguiente (25 de julio), sin ningún contratiempo.

    Las operaciones de desembarco del pasaje y descarga del precario material bélico que se había transportado desde Guayaquil duró hasta cerca de las diez y veinticinco minutos de la mañana, que fue cuando sonó una alarma, anunciando la presencia de una escuadrilla de aviones de la fuerza aérea peruana que ya se dejaba ver por el horizonte sur.

    Las intenciones de los aviones de la FAP eran fáciles de prever: bombardear las instalaciones del muelle y al “Calderón” que se presentaba como un blanco por demás fácil al encontrarse atado e inmovilizado por sus amarras a las cornamusas del muelle, razón por la cual el comandante del “Calderón”, alférez de Fragata, Rafaél Morán Valverde, ordenó a su tripulación aflojar las amarras y hacerse rápidamente hacia las aguas del canal para tener una mayor capacidad en las maniobras de evasión.

    Logrando realizar las maniobras evasivas con gran éxito, y una vez que los aviones se alejaron perdiéndose por el horizonte sur, el pequeño cañonero puso proa con rumbo al puerto para cumplir nuevas disposiciones, cuando uno de los vigías divisó hacia el oeste y con rumbo hacia el norte la silueta de tres naves de guerra peruanas que al impulso de sus potentes motores se dirigían rumbo hacia el Golfo de Guayaquil.

    Al descubrir la presencia de la pequeña nave cañonera ecuatoriana, los buques invasores: el crucero “Almirante Villar” que al momento tanto por su tamaño cuanto por su modernidad era el buque insignia de la Armada peruana; el crucero “Grau” y el destructor “Teniente Rodríguez” decidieron cerrarle el paso, por lo que corrigiendo el rumbo de sus timones realizaron el movimiento obstructor.

    Pero Rafael Morán Valverde, comandante del “Calderón”, también sabía hacer lo suyo y ordenando a su timonel caer a 45 grados sobre la cuadra de estribor se puso en posición paralela y de tiro para atacar a las naves invasoras.

    Eran las 11h20, el desigual combate naval se había iniciado. La bitácora y los testimonios de los bizarros marinos ecuatorianos refieren que la batalla duró no más de 16 minutos, tiempo suficiente para que los certeros disparos del viejo cañón de proa del “Calderón” derribaran el mástil del “Almirante Grau”, el mismo que al caer sobre cubierta desmontó la torreta de su cañón de proa y además causó la muerte de varios de sus artilleros servidores.

    Pero los sorpresivos estragos que el pequeño “David” causaba al gigantón “Goliath” llegaron a causar en la tripulación peruana efectos rayando en el pánico, cuando una de las granadas ecuatorianas impactando en plena línea de flotación del “Alm. Villar” luego de perforar su casco fue a impactar en la Santa Bárbara (bodega donde se almacenan los explosivos), pero que para buena suerte de los invasores, dada la vetustez de la granada, ésta no llegó a explotar, lo que hubiera provocado que la nave invasora vuele en miles de pedazos.

    Ante esta situación, los dos buques restantes (el crucero “Grau” y el destructor “Teniente Rodríguez”), que se habían cuidado de ponerse fuera de tiro ubicándose a buena distancia, luego de que el “Calderón” se retirara del teatro de batalla con su estructura intacta y su tripulación cubierta de gloria, se acercaron al maltrecho “Almirante Villar” para remolcarlo hacia aguas peruanas y entrarlo al puerto del Callao en horas de la noche, para evitar así una mayor humillación ante su pueblo.

    Cabe consignar que el día anterior (24 de julio del 1941), otro buque de la armada de guerra ecuatoriana también se cubrió de gloria, repeliendo por tres ocasiones consecutivas el ataque de sendas escuadrillas de cazabombarderos peruanos que intentaron bombardear a Puerto Bolívar. Éste fue el buque Aviso “Atahualpa” comandado por el Alf. de Navío Víctor Naranjo Fiallos, que repelió con total éxito 3 incursiones de escuadrillas peruanas: (12H00 ataque rápido; 14H00 (25’) y 15H30 (45’) sin sufrir ni una sola baja ni avería).

    Con el correr de los años, la gloriosa gesta naval conocida a partir de entonces como “BATALLA DE JAMBELÍ”, pasó a convertirse en el “Día de la Armada Nacional”, precisamente enalteciendo la gesta librada por un puñado de marinos a bordo de una vetusta y pequeña nave cañonera armada con granadas obsoletas, pero inyectados por la llama ardiente de un irrenunciable patriotismo, cumplieron al pie de la letra el lema de la Armada de Guerra Nacional “Vencer o Morir”, comandados por el Alf. Rafaél Morán Valverde, quien pese a la diabetes que lo aquejaba y a una fiebre palúdica que precisamente ese día atormentaba su cuerpo, sacó fuerzas de sus flaquezas para hacer respetar las aguas de nuestra heredad territorial en el Canal de Jambelí, donde agigantó su gloriosa hazaña
    A pesar que es parte tambien de la historia del Peru, no recuerdo haber estudiado nada de esto en el colegio, razon por la cual seria bueno conocer la version peruana del hecho para contrastarlo. Si alguien tiene informacion, por favor posteela aqui.

    Saludos
    El hecho de ... no implica que ...

  • #2
    Hola IZ:

    La version peruana la acabo de leer ayer en un articulo escrito por un politologo de San Marcos en un numero reciente de la Revista de Marina. El refiere que en verdad fue un suceso sin importancia sobredimensionado por los ecuatorianos:

    El Villar y el Bolognesi recibieron orden de interceptar un convoy escoltado por el Abdon Claderon que iba de Guayaquil a Puerto Bolivar. Pero el dato llego tarde, de modo que cuando ambos buques peruanos zarpaban ya el convoy estaba terminando de llegar a su destino. Cuando el Villar llego a la altura de la boca del canal de Jambeli, ya el Abdon estaba saliendo de regreso a Guayaquil. El Bolognesi aun no llegaba porque tenia un desperfecto en la maquina que le hacia andar a solo 10 nudos.

    Entonces el Villar dio toda maquina y se dirigio al encuentro del Abdon Calderon. Avanzo a 20 nudos mientras descargaba su artilleria. Por su parte el Abdon fozo tambien su maquina al maximo tratando de regresar al estero, pues sabia que en aguas abiertas estaria perdido. La refraccion que habia en ese momento, asi como la velocidad y los giros que hizo el Villar, impidieron acertar a los artilleros peruanos. En tanto que el Abdon llego a horquillar al Villar, pero sin lograr impactos. El Villar tenia una carta de navegacion de 1937 donde indicaba que aun habia fondo suficiente para seguir avanzando, pero siendo la zona de confluencia de aguas de mar con aguas de rio (esteros) y por tanto una zona receptora de numeroso material de deyeccion depositado por los rios y movido por las mareas, era una zona donde el perfil del lecho marino variaba y varia muy rapido y frecuentemente; ello podria costarle una varada al destructor Villar, que calaba mas que la canionera Abdon Calderon. Por ello el comandante del Villar ordeno virar mientras se seguia haciendo fuego. El Abdon echo una gran columna de humo y los peruanos celebraron creyendo haberla impactado. Pero era que el Abdon al forzar la presion de sus maquinas habia hecho que estas botaran gran cantidad de vapor. Luego el Abdon quedo cubierto por la vegetacion del canal de Jambeli, de modo que el Villar solo pudo seguir canoneandolo por tiro indirecto, guiandose por la humareda.

    Mientras el Bolognesi ya podia oir los disparos, pero aun no entraba a distancia de tiro.

    Pero por radio habia llegado la orden de que ambos buques se replegaran a Zorritos, debido a que se habia interceptado una comunicacion radial ecuatoriana donde se indicaba que el Abdon habia pedido refuerzo de la aviacion ecuatoriana. Ante el peligro de que el destructor Villar y el crucero Bolognesi fueran atacados por aire, el alto mando prefirio que se replegaran a Zorritos. Asi que ambos buques cumplieron con la orden.

    No fue mas que un incidente intrascendente, sin ninguna relevancia en la marcha de las operaciones. Cada buque hizo lo que tenia que hacer, el Villar intentar canonear al Abdon sin exponerse a una varada ni a un ataque aereo, y el Abdon regresar al estero antes de que el Villar pudiera cerrarle el paso e imponerse con su superioridad artillera en alta mar.

    Comentario


    • #3
      Para más información ver

      http://www.ecua.net.ec/baecalderon
      Saludos desde Guayaquil

      Comentario


      • #4
        Por cierto la acción de Jambelí que la MGP parece querer desvalorar es importante por:

        * Se cumplió la misión del Calderón.
        * El Calderón ese dia se enfrentó con la MGP y la aviación peruana en inferioridad de condiciones.
        * El Villar fue el único buque peruano en el siglo 20 que entró en combate en el Pacífico (para descontar las acciones de 1933 en el Amazonas).
        * El Villar según el parte peruano disparó 40 proyectiles (minas) por un lapso aproximado de 15 minutos si lograr acertar al Calderón. El Calderón combatió con sus ametralladoras AA de 20mm (y otras armas ligeras) puesto que sus cañones de 75mm del siglo 19 apenas pudieron disparar un par de tiros buenos a pesar de los deseperados esfuerzos, fallos en el cañon en sí o fallas en las municiones almacenadas por décadas los hicieron inútiles.
        Saludos desde Guayaquil

        Comentario


        • #5
          es verdad eso de que invadieron sin declarar la guerra?

          cómo era la correlación de fuerzas entre Perú y Ecuador?

          saludos
          Algunos piensan que somos mejores que el vecino, que somos más fuertes,audaces, inteligentes, avanzados, desarrollados y que gracias a nuestra capacidad SUPREMA, INSUPERABLE, RADICAL, DIVINA, ILUSTRE, IMPARABLE nos acercamos al primer mundo....

          dados estos datos, urjo a mis compatriotas a orar por nuestro salvador y el que hizo todo nuestro avance posible...

          OREMOS A SANTA MARIA DEL COBRE!!!!!!

          Comentario

          Trabajando...
          X