Anuncio 2

Colapsar

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

El hundimiento del Belgrano

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • #11
    Cualquier buque de guerra fuera de su base se constituye en un objetivo.
    No lo digo yo.
    Lo dijo el propio comandante del crucero ARA General Belgrano, Capitán Héctor Bonzo.
    Obviamente, hacía referencia a un entorno bélico existente, como el que había el 2 de Mayo de 1982 en Malvinas.
    Estabamos en guerra, no declarada, pero guerra al fín.
    Sabíamos de la existencia de al menos dos SSN británicos en la zona, desde los mismos principios del mes de abril.
    El Reino Unido puede declarar zona de exclusión total parcial o como se le cante, en la superficie que mejor les cuadre. Me importa un ******. Reconocer la existencia y validez de esa zona implica un reconocimiento de fuerza británica. La armada no la reconoció.
    Respeto profundamente el inmenso e interminable dolor que deben sentir todos aquellos que perdieron un familiar, amigo o camarada en el hundimiento, ya que para ellos fue un crimen de guerra.
    No quiero porfiar en esta cuestión por respeto a su dolor.
    Considero que la responsabilidad plena es de la Armada. Envió al crucero y sus escoltas a una maniobra de pinzas sobre la Task Force, el 1 de Mayo, maniobra que fracasó a pesar de lograr la ventaja táctica de detectar la ubicación de sus portaaviones con 12 horas casi de ventaja sobre ellos.
    La Armada sabía de la nula capacidad antisubmarina del crucero, y la casi nula de sus escoltas.
    Hizo una movida muy audaz, y hay que aceptar sus consecuencias.

    Saludos.

    Comentario


    • #12
      Originalmente publicado por chimango
      Te pido que consideres los hechos ocurridos desde 1833 también, ya que para nosotros, desde allí arranca el conflicto Malvinas. Si miras los hechos ocurridos desde el mismo 2 de abril de 1982, es solo una "ventanita" de la historia. Totalmente respetable, por cierto.

      Saludos.
      Ocurriese lo que ocurriese en 1833, entre 1833 y 1982 Argentina y Gran Bretaña no estaban en guerra. Estaban en guerra en 1982 por algo muy puntual que se hizo por iniciativa única y exclusiva argentina: invadir las islas.

      Las Malvinas no fue una aventura inglesa para probar su (admirable) capacidad logística y de planificación ni para probar en combate sus nuevos juguetes (Sea Wolf, Sidewinder Lima, Sea Dart, Sea Skua...). Fue una aventura argentina propiciada por un dictador asesino y borracho al que secundó unánimemente el pueblo argentino, demostrando su poca reflexión, y aplaudiendo una guerra en la que sabía que tenía todas las de perder.

      Comentario


      • #13
        Las Malvinas no fue una aventura inglesa para probar su (admirable) capacidad logística y de planificación ni para probar en combate sus nuevos juguetes (Sea Wolf, Sidewinder Lima, Sea Dart, Sea Skua...). Fue una aventura argentina propiciada por un dictador asesino y borracho al que secundó unánimemente el pueblo argentino, demostrando su poca reflexión, y aplaudiendo una guerra en la que sabía que tenía todas las de perder.
        Si es cierto.

        Pero, ¿es justificable el hundimiento del ARA Belgrano?
        1982 - El 2 de mayo a las 16:01 hs. es torpedeado y hundido por el Submarino Atómico HMS "Conqueror" y perecen 323 hombres, cuando se encontraba este a 35 millas náuticas al sur del límite de exclusión impuesto por la corona británica.
        Los torpedos lanzados por el Conqueror, según dichos de su comandante, eran Tigerfish MK-24 filodirigidos y con autoguiado terminal, cuyo alcance está estimado entre 35 y 50 kms. Disparado a una distancia de unos 5 kms., el primer torpedo alcanzaba al crucero a proa, por babor. La parte del barco que abarca la cubierta de proa se hundió hasta la altura de la torreta A. El segundo torpedo hizo impacto hacia popa, en la parte inmediatamente posterir a la sala de máquinas, destruyendo el sistema de mando del timón.


        1993 - El hundimiento del Crucero ARA General Belgrano es denunciado ante la Comisión Investigadora de las Violaciones a los Derechos Humanos, dependiente del Ministerio de Defensa de la República Argentina como un crimen de guerra innecesario; La Comisión Investigadora, con fallo dividido resolvió que la investigación del Hundimiento del Crucero Belgrano no era el objeto de la investigación. Esta resolución causó y causa una gran controversia por cuanto la resolución ministerial Nro. 220 del 2 de Junio de 1993 es taxativa por cuanto dice así "destinada a investigar la posible existencia de actos violatorios a las normas vigentes en materia de derechos humanos, durante y después de los episodios bélicos acaecidos en Malvinas y Atlántico Sur a partir del 2 de abril de 1982".
        La criminalidad del hundimiento del Belgrano ha sido reconocida hasta por los británicos, y aceptan que la decisión de su hundimiento estuvo más ligada a una cuestión política que a una necesidad militar, por cuanto el Crucero Gral. Belgrano no representaba ningún tipo de peligro para las fuerzas de tareas británicas.
        La Primer Ministro británica, habría ordenado su hundimiento para obstaculizar las negociaciones de paz, ya que la Junta Militar, habría estado deliberando seriamente la aceptación de la propuesta del Presidente Belaunde Terry, más aún, según fuentes bien informadas, el gobierno inglés al enterarse de la aceptación de la paz por parte de la Junta Militar, habría decidido su hundimiento con la finalidad de prolongar la guerra.

        La República:
        Cuando el dictador argentino Leopoldo Galtieri le dijo por teléfono "acepto el documento", el presidente Fernando Belaunde Terry pensó que el plan peruano para poner fin a la guerra en las Malvinas, donde ese primero de mayo había violentos bombardeos, sería exitoso.

        Pero horas más tarde el crucero argentino General Belgrano fue torpedeado por el submarino nuclear Conqueror y se fue a pique, y junto con el navío, naufragó la iniciativa, recordó Javier Arias Stella, canciller de Belaunde y testigo de aquellas dramáticas gestiones.

        Belaunde Terry se había empeñado en sacar adelante un plan de paz, perfilado por Perú y EEUU, y su diálogo con Galtieri, el 1º de mayo de 1982, parecía encaminarlo al éxito.

        Pero Galtieri le dijo que debía consultar primero. "Yo también tengo mi Senado", le dijo a Belaunde, en referencia a una junta de militares. El presidente peruano lo conminó a una respuesta rápida para el día siguiente, 2 de mayo, pues esperaba comunicarle al secretario de Estado norteamericano, Alexander Haig --que 48 horas antes había reconocido el fracaso de su propia mediación pues Galtieri se negaba a la participación de Estados Unidos como mediador–,que Argentina estaba lista para firmar el acuerdo.

        Al día siguiente, recuerda Arias Stella, "el presidente estaba tan optimista que me dijo ‘Javier, prepara la alfombra roja del Salón de Embajadores’, y entendí que los embajadores de Argentina y Gran Bretaña podrían firmar un acuerdo preliminar ese mismo día".

        Mediación a pique

        Pero "cuando fui a Torre Tagle, recibí una llamada urgente de Belaunde. Me dice ‘ha surgido un problema: Haig me llamó para decirme que había sido destruido un barco argentino con más de 1.000 personas’". "Ahí comprendimos que no había nada que hacer. Belaunde llamó a Galtieri para darle su solidaridad", recuerda Arias Stella. Belaunde habló con Galtieri pocos días después del hundimiento del Belgrano para esbozar otro acuerdo. "Galtieri le dice a Belaunde ‘presidente, esta mañana he puesto el tema en manos del secretario general de las Naciones Unidas’", a la sazón el peruano Javier Pérez de Cuéllar.

        "Ese fue el capítulo final de la intervención peruana en el conflicto. Para nosotros fue la frustración de la alfombra preparada", expresa el ex canciller.

        Claves

        SABÍAN DEMASIADO. Arias Stella recibía a los embajadores de Argentina y Gran Bretaña todos los días. "Me sorprendió que los ingleses sabían todo, cuántos hombres tenía Argentina, su grado de preparación, sus armas, incluso sus provisiones de agua. Eso me angustiaba más".

        2DAMA DE HIERRO. El hundimiento del Belgrano en ese momento buscaba deliberadamente acabar con el acuerdo de paz.
        Saludos.

        Comentario


        • #14
          En mi opinión, el hundimiento del Belgrano estaba plenamente justificado desde el punto de vista militar. Que en ese momento su marcación y rumbo no representaran un peligro inmediato para la fuerza de tareas de la RN es completamente irrelevante. Lo considero un objetivo legítimo. Recordemos que el buque se venía replegando luego de una fallida operación de carácter ofensivo.

          Slaudos a todos

          Comentario


          • #15
            Originalmente publicado por Gran_Incario
            Originalmente publicado por chimango
            Te pido que consideres los hechos ocurridos desde 1833 también, ya que para nosotros, desde allí arranca el conflicto Malvinas. Si miras los hechos ocurridos desde el mismo 2 de abril de 1982, es solo una "ventanita" de la historia. Totalmente respetable, por cierto.

            Saludos.
            Ocurriese lo que ocurriese en 1833, entre 1833 y 1982 Argentina y Gran Bretaña no estaban en guerra. Estaban en guerra en 1982 por algo muy puntual que se hizo por iniciativa única y exclusiva argentina: invadir las islas.

            Las Malvinas no fue una aventura inglesa para probar su (admirable) capacidad logística y de planificación ni para probar en combate sus nuevos juguetes (Sea Wolf, Sidewinder Lima, Sea Dart, Sea Skua...). Fue una aventura argentina propiciada por un dictador asesino y borracho al que secundó unánimemente el pueblo argentino, demostrando su poca reflexión, y aplaudiendo una guerra en la que sabía que tenía todas las de perder.
            Disculpame, pero no concuerdo.
            Desde 1833 está vigente el conflicto. Desde 1833 siempre fué por vía diplomática. En 1982 tomó la vía militar. Hoy sigue desde la vía diplomática. El conflicto está vivo y latente.
            Respecto del segundo párrafo, cito a una frase del general Martín Balza: "Malvinas fué una causa justa en manos bastardas".
            Malvinas recibirá todo el apoyo de nuestro pueblo, sea el momento político que sea. Porque lo sentimos justo.
            Y por último, los hechos actuales, me dejan muy tranquilo. Hay montones de ejemplos de pueblos que aplauden y reeligen a gobernantes que invaden paises soberanos esgrimiendo falsas pruebas que sus propios servicios de inteligencia luego desmienten, como las armas de destrucción masiva que todavía están buscando
            Malditos. Toman el nombre de la justicia y libertad como propios, y se atribuyen el derecho de matar en su nombre.
            Desde que el mundo es mundo, quien gobierna no siempre es el que mejor expresa el sentir de un pueblo, ni siempre es el pueblo el que toma desiciones tan aberrantes, aunque si es siempre el que paga las consecuencias.
            Acá, en la Quiaca, en China o en la Luna.

            Saludos.

            Comentario

            Trabajando...
            X