Soñar no cuesta nada. En adición al costo de mantenimiento, la falta de ganas de este y anteriores gobiernos para invertir en defensa y la eterna paralisis...